Ponen en marcha el Consejo Económico y Social tras varias postergaciones

Santiago Dapelo
·3  min de lectura

El demorado Consejo Económico y Social se pondrá en marcha esta semana, probablemente el viernes, dos días antes a que el presidente Alberto Fernández viaje rumbo a México para reunirse con Andrés Manuel López Obrador. Con el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, a la cabeza, el organismo tendrá como objetivo debatir reglas básicas de políticas de mediano y largo plazo en el que estarán representados, en principio, el Gobierno, sindicatos, empresarios, organizaciones sociales, iglesias, y sectores de la comunidad científica y educativa.

La mesa de trabajo, un espacio en el que se debatirán temas por fuera de la coyuntura, buscará articular políticas de Estado en torno a cuestiones básicas como endeudamiento, seguridad, educación, ciencia y tecnología. Además, según anticiparon fuentes oficiales a LA NACION, se discutirá sobre el futuro del trabajo y las nuevas tecnologías, las cuestiones medio ambientales y la productividad con cohesión social.

La creación del Consejo Económico y Social, el ámbito que imaginó el Presidente para la articulación de las políticas más relevantes de su gobierno, fue un anuncio de campaña e incluso lo presentó como uno de sus ejes para el primer año de su mandato en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación el 1° de marzo. Pero la irrupción de la pandemia que provocó el coronavirus trastocó todos sus planes. Finalmente, después de muchas dilaciones, el órgano verá la luz en los próximos días.

Durante los últimos meses, Beliz, que pasó de ser un factótum con plenos poderes a estratego con una agenda acotada, analizó en reuniones con organismos internacionales y con representantes sindicales las experiencias internacionales comparadas de Consejos Económicos y Sociales, como por ejemplo de Bélgica, España, Francia, Irlanda, Italia y Países Bajos. También se tomó como referencia el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.

Según adelantaron fuentes de la Casa Rosada, el jefe del Estado le propondrá algunos interrogantes al Consejo para debatir. Entre ellos, ¿cómo promover las decisiones estratégicas y los trabajos del futuro? ¿Cómo atender la agenda del cambio climático? ¿Cómo atraer la riqueza argentina en el exterior, con fines productivos? ¿Cómo generar mejores instituciones?

"Durante demasiado tiempo, nuestra democracia ha estado asfixiada en el microclima de intereses y miradas tecnocráticas y pujas estériles. Los convoco a preservar, nutrir y construir este Consejo, para que se constituya en una plataforma de sueños que se transformen en realidad", dijo el Presidente hace casi un año ante la Asamblea Legislativa.

Fiel a su estilo, Beliz trabajó la puesta en marcha bajo el mayor hermetismo. En las últimas semanas, además de concentrar su tarea en la política exterior, en especial en la relación con los Estados Unidos y con los organismos multilaterales de crédito, el secretario de Asuntos Estratégicos recibió en su despacho del primer piso de la Casa Rosada a funcionarios y dirigentes para terminar de consolidar el espacio.

Además, como preludio de lo que ocurrirá con la presentación de Consejo, Beliz participó de las reuniones con los líderes sindicales y empresarios, que el Gobierno citó la última semana para alcanzar un acuerdo de precios y salarios.

Después de presentar el Consejo, al que describió como un "motor, no solo de políticas de Estado, sino de políticas de la sociedad, los sectores del trabajo, la empresa, movimientos sociales y de la comunidad científica y tecnológica", el Presidente viajará a México para conmemorar los 200 años de su independencia.

Alberto Fernández viajará el domingo, en principio en un vuelo comercial -todavía estaba en análisis-, y participará junto al presidente Andrés Manuel López Obrador en una de las 15 ceremonias que realizarán en ese país por el bicentenario. El Presidente, incluso, será uno de los oradores "en atención a los fuertes lazos de colaboración y amistad entre ambos países". El jefe del Estado, según anticiparon fuentes de la Casa Rosada, mantendrá un encuentro bilateral con su par mexicano, además de reuniones con empresarios.