Ponen bajo "aislamiento forzoso" a una pareja que intentó evadir la cuarentena en Países Bajos

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El área destinada al control de cuarentenas y test de COVID-19 en el aeropuerto de Schiphol

ÁMSTERDAM, 29 nov (Reuters) -Una pareja que fue sorprendida en los Países Bajos cuando intentaba escapar de la cuarentena obligatoria tras dar positivo por coronavirus fue trasladada a un hospital para su aislamiento forzoso, informaron el lunes las autoridades neerlandesas.

La pareja, un hombre español y una mujer portuguesa, abandonó el hotel donde se alojaban los viajeros que dieron positivo al virus tras llegar al aeropuerto Schiphol de Ámsterdam procedentes de Sudáfrica.

"Ahora han sido trasladados a un hospital en otro lugar de Países Bajos para garantizar su aislamiento. Están en el llamado 'aislamiento forzoso'", dijo Petra Faber, portavoz del municipio de Haarlemmermeer, donde se encuentra el aeropuerto de Schiphol, en las afueras de la capital neerlandesa.

La pareja huyó del hotel donde debían pasar la cuarentena el domingo y se subió un avión con destino a España en el momento de su detención por la policía militar en el aeropuerto, dijo Faber.

Sin embargo, en declaraciones a la televisión pública catalana TV3, una de las dos personas, Carolina Pimenta, negó que hubieran intentado eludir deliberadamente la cuarentena.

Pimenta, que viajaba con su pareja, Andrés Sanz, dijo que había pensado que estaba exenta de una orden de cuarentena de cinco días porque tenía un resultado negativo en la prueba y ya había contraído el COVID-19 en los últimos seis meses.

Pimenta dijo que la policía holandesa y los agentes sanitarios le habían permitido salir del hotel y que había superado todos los controles de seguridad del aeropuerto con su pasaporte y los resultados de una prueba PCR.

Justo después de embarcar "de repente me llamaron. Actuando de forma muy agresiva, la policía nos trató como si fuéramos delincuentes, cuando sus propios colegas nos habían dado la autorización", dijo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y el Consulado de España en Ámsterdam, así como el Ministerio de Asuntos Exteriores de Portugal, no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Las autoridades holandesas dijeron que la pareja se encontraba entre los 61 pasajeros de los más de 600 que llegaron el viernes en dos vuelos procedentes de Johannesburgo y Ciudad del Cabo y que dieron positivo en la prueba del COVID-19.

Los vuelos habían llegado justo antes de que el Gobierno holandés cambiara sus normas sobre los viajes desde el sur de África debido a la preocupación por la variante del coronavirus ómicron recientemente identificada.

Al menos 14 de los infectados tienen la variante ómicron, dijo el lunes el Ministro de Sanidad holandés, Hugo de Jonge.

Las autoridades neerlandesas también están tratando de ponerse en contacto con otros 5.000 pasajeros que han viajado desde Sudáfrica, Botsuana, Esuatini —también conocida como Suazilandia—, Lesoto, Mozambique, Namibia o Zimbabue, para realizarles pruebas.

En Países Bajos, el endurecimiento de las medidas frente al COVID-19 entró en vigor el domingo para frenar unas tasas de infección récord de más de 20.000 casos diarios y aliviar la presión sobre los hospitales.

(Reportaje de Stephanie van den Berg y Anthony Deutsch, edición de William Maclean; traducción de Darío FernándezEditado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.