Ponderan perpetua para quien cometió asesinato a los 14 años

KIM CHANDLER
·2  min de lectura

Montgomery, Alabama, EE.UU (AP) — Un juez se apresta a decidir el martes el castigo para un hombre en Alabama sentenciado a cadena perpetua por un asesinato que cometió cuando tenía 14 años. El caso llevó más adelante a una prohibición de sentencias obligatorias de cadena perpetua para menores de edad.

El juez decidirá si Evan Miller debe recibir la oportunidad de salir en libertad condicional un día o si deberá morir en prisión por un delito que cometió de adolescente.

Miller tenía 14 años en 2003 cuando él y otro adolescente golpearon con un bate a Cole Cannon, un adulto, antes de incendiar su remolque. Por el crimen fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. El juez pudiera modificar la condena de Miller, ahora de 32 años, a cadena perpetua sin derecho a libertad bajo palabra o permitir la libertad bajo palabra luego de 30 años de prisión.

En 2012, la Corre Suprema falló sobre el caso que la cadena perpetua obligatoria para personas menores de 18 años en el momento de sus delitos violaba la prohibición constitucional de un castigo cruel e inusual. Mientras que otros sentenciados juveniles han visto reducidas sus sentencias, en caso de Miller ha persistido sin decisión.

En una opinión de 2012 sobre el caso, los jueces de la Corte Suprema ordenaron a los estados y al gobierno federal que permitieran a los jueces tener en cuenta las edades de los delincuentes juveniles y los factores en sus vidas cuando pronunciaban sentencias por algunos de los delitos más graves, en lugar de hacer automática la cadena perpetua sin libertad condicional. Miller estaba intoxicado por drogas y alcohol, que consumió con la víctima adulta en el momento del asesinato, apuntaron los jueces.

“El padrastro de Miller abusó de él físicamente, su madre era una drogadicta y alcohólica que lo abandonó. Como consecuencia él había sido colocado intermitentemente en hogares temporales y había tratado de suicidarse cuatro veces, incluso cuando habría estado en kindergarten”, escribió la corte.

En una audiencia sobre la nueva sentencia, los abogados de Miller mencionaron los abusos de su niñez y argumentaron que, a los 14 años, su cerebro no estaba completamente desarrollado.

Los fiscales estatales creen que Miller merece una condena a cadena perpetua sin libertad condicional.

“Su edad cronológica pudiera a ver sido 14 años en el momento del crimen, pero sus acciones fueron las de un adulto que brutalmente y sin misericordia le quitó la vida a Cole Cannon de una forma atroz y despiadada”, escribieron.