Encuentran la botella de aceite más antigua del mundo: en Pompeya ya lo usaban

M. J. Arias
·2  min de lectura

El aceite de oliva tiene una larga tradición en la dieta mediterránea y es uno de sus ingredientes principales, pero ¿desde cuándo se usa? ¿Cuándo el ser humano decidió prensar las aceitunas para extraer aceite? ¿Cuál es el dato más antiguo que se tiene del conocido como ‘oro líquido’? Un estudio realizado en los últimos dos años sobre una botella recuperada de las cenizas de Pompeya ha determinado recientemente que en su interior, como publica Il Tirreno, había aceite. El recipiente ha sido fechado en el 79 d.C. y calificado como la botella de aceite más antigua de la que se tiene constancia.

La historia de esta botella de aceite es bastante singular. Según cuenta el citado medio italiano, pasó cerca de dos siglos aparcada, como tantas otras piezas arqueológicas, en los almacenes del Mann (Museo Arqueológico Nacional de Nápoles). Hace dos años, en 2018, el paleontólogo y divulgador científico Alberto Angela estaba allí rodado un programa cuando casualmente se fijó en ella y en el líquido solidificado de su interior.

Una casualidad que desembocó en un estudio por parte de investigadores del Departamento de Ciencias Agrícolas (Dia) de la Universidad de Nápoles Federico II que ha terminado con su publicación en una cabecera de Nature, Npj Science of Food, hace solo unos días. En él se concluye que se trata de una botella de vidrio de aceite del año 79 d.C. Lo que no se ha podido determinar aún es el uso que se le daba al líquido dorado. Podría ser con fines alimentarios, pero también como combustible.

Las conclusiones de la investigación y la historia de cómo Angela tropezó con la pieza las ha contado él mismo en su perfil de Facebook. “Era julio de 2018 cuando estaba con el equipo en el Mann, el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, para rodar un reportaje para SuperQuark. Acabábamos de terminar de filmar el sector de hallazgos de vidrio y, justo antes de salir de la habitación, vi una botella de la época pompeyana, en una caja polvorienta: en su interior pude ver un material solidificado en perfecto estado”.

Este paleontólogo, que como él mismo explica lleva 25 años estudiando Pompeya, se percató “de inmediato del significado científico e histórico de ese artefacto olvidado en los depósitos. Esa botella había estado en el museo desde 1820, cuando fue descubierta durante algunas excavaciones de la época borbónica y colocada en estos depósitos interminables junto con miles de otros hallazgos. Entonces se perdió el recuerdo de esa botella y, sobre todo, nadie la había estudiado jamás”.

Avisó a Paolo Giulierinie, el director del museo napolitano, y la rueda de la investigación se puso en marcha. Hasta ahora, que “se ha completado” y que ha confirmado las sospechas de ambos: “Esa botella contiene aceite de oliva”. Es más, como apostilla Angela, “el aceite de oliva más antiguo del mundo”.

EN VÍDEO | El nuevo hallazgo consolida a Sakkara como gran filón para los egiptólogos