Pompeo cancela a última hora su visita a la Unión Europea

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 12 ene (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, canceló este martes a última hora su visita prevista esta semana a la Unión Europea (UE) debido oficialmente a las demandas del proceso de transición, aunque algunos medios indicaron que estuvo motivada porque los funcionarios europeos cancelaron sus reuniones.

Fuentes del Gobierno estadounidense consultadas por Efe no negaron ni confirmaron el hecho de que la cancelación de última hora se debiera a que funcionarios y diplomáticos europeos decidieron cancelar las reuniones con Pompeo después del asalto al Capitolio del pasado miércoles, que el secretario de Estado condenó sin reconocer el papel de Donald Trump en el suceso.

Según indicó el Departamento de Estado en un comunicado, la suspensión de la gira europea se debe a complicaciones de agenda derivadas del proceso de transición entre la Administración saliente de Donald Trump y la del demócrata Joe Biden, que tomará posesión el 20 de enero.

"Estamos comprometidos a una transición ordenada y sin sobresaltos en los próximos ocho días", indicó el Departamento de Estado en un comunicado, en el que añade que están centrados en determinar con la nueva Administración qué funcionarios de carrera seguirán en puestos de alta responsabilidad hasta que el Senado confirme al nuevo secretario de Estado, papel para el que Biden ha designado al Antony Blinken.

Pompeo tenía previsto reunirse con el ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, así como con funcionarios de la UE y de la OTAN, pero la visita fue desde el comienzo de bajo perfil.

Los acontecimientos de la pasada semana, en los que una turba de trumpistas alentada por el gobernante asaltó el Capitolio de manera violenta y obligó a suspender temporalmente la certificación de la victoria electoral de Joe Biden, ha sido mal recibida en entornos diplomáticos.

Pompeo criticó la violencia y los disturbios, que consideró "inaceptables", pero, según medios estadounidenses, dentro del Departamento de Estado hubo malestar debido a que el jefe de la diplomacia del país no fue más tajante y crítico con el papel de Trump en los altercados, que dejaron cinco muertos, incluido un policía.

(c) Agencia EFE