El daño real de las naranjas sudafricanas de Mercadona

·4  min de lectura
El azote a Mercadona por el origen de sus productos de multiplica. (Fuentes: REUTERS/Sergio Perez y Twitter/@ismaelncfarmer)
El azote a Mercadona por el origen de sus productos se multiplica. (Fuentes: REUTERS/Sergio Perez y Twitter/@ismaelncfarmer)

Esta última semana se han incrementado las críticas a Mercadona por no tener en su sección de frutería más productos españoles, con el foco principalmente en las naranjas y las mandarinas. Hay un debate al respecto en las redes sociales, generado por agricultores hartos de la situación, que mancha la imagen de la empresa valenciana, pero ¿hay razones para poner el grito en el cielo?

Varias fotos y vídeos transitan por internet acerca del origen de diferentes frutas y verduras de Mercadona, reivindicando que, siendo una empresa española, debería apostar más por el producto nacional y de proximidad. Las quejas que han adquirido más relevancia atañen a los diferentes tipos de naranja y han sido agricultores los que han viralizado el asunto.

Ponen el grito en el cielo porque las diferentes clases de naranjas que vende Mercadona, a día de hoy, son todas extranjeras, principalmente importadas desde Sudáfrica, aunque también hay alguna argentina. Esto no ha sentado nada bien en el sector, ya que consideran que siendo una compañía española, y en concreto valenciana, es un sinsentido que las naranjas no sean de la tierra.

Ismael Navarro, un joven agricultor, ha difundido que los cítricos disponibles en Mercadona proceden de Sudáfrica: "Traídos desde 15.000 km en barcos de gasóleo. Sus variedades tardía coinciden con españolas. Responsables de la entrada de plagas que nos arruinan como el cotonet. Eso sí, las puedes llevar en bolsas compostables sostenibles".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Hay muchas personas de acuerdo con lo expuesto, pero también tantas otras que buscan una justificación, alguna tan dolorosa como esta: "El hecho de que sea española no tiene que obligarnos a pagar ineficiencias y falta de competitividad".

Sin embargo, casi todos los que defienden la venta de estos productos procedentes de Sudáfrica respaldan su postura en que en España la temporada no empieza hasta noviembre, que aún están verdes en nuestros campos.

Pese a que las variedades tardías sudafricanas sí coinciden con la época de las españolas, los primeros días, y más allá de que hay otros países a los que recurrir, como Marruecos, a día de hoy es un argumento que ha sido desbaratado sencillamente. Lo ha hecho otro consumidor español, de Cullera para ser más precisos, que recalca que su mujer compra en Mercadona, que se ha recorrido los diferentes supermercados para ver si sucede lo mismo en Carrefour y Lidl, las competencias directas del imperio de Juan Roig.

Más de uno se sorprendería con lo encontrado. Carrefour y Lidl, que no son empresas españolas, sí que apuestan por las naranjas nacionales.

Es inevitable desviar el debate del origen de los productos, pero también exponemos generalmente más a la salud con los importados, ya que en sus países de origen se permiten plaguicidas que prohíbe la Unión Europea.

Sin ir más lejos, La Vanguardia informó esta semana de que Unió de Llauradors, la asociación agraria de la Comunidad Valenciana, detectó "materias activas" en naranjas y limones prohibidas en la UE, lo que demuestra que se hace la vista gorda en los controles internos de importadores y supermercados.

Han puesto en evidencia el peligro que conllevan la falta de inspección y el coladero que hay".

Para mayor regodeo, la variedad 'Valencia Late' no es la valenciana, sino también procedente de Sudáfrica, según Unió de Llauradors, "menos sostenibles desde el punto de vista medioambiental" que las nuestras, y en las que se han detectado hasta ocho materias activas de pesticidas.

Las asociación mantiene que el gran riesgo está que estos cítricos importados hacen un "elevado uso de fungicidas" para ahorrar los costes del frío, cuando su uso además tampoco significa matar ninguna plaga durante el transporte. Esto solo se consigue a través del tratamiento en frío.

Aparte de que supone una "competencia desleal, discriminación y pérdida de competitividad" para los productores españoles, y "fraude y burla"para los consumidores, se asocia la plaga de cotonet precisamente con Sudáfrica. De hecho, se sospecha que entró por el puerto de Sagunto debido a la vista gorda comentada anteriormente. Lleva mermando la producción de cítricos en España gravemente desde 2009 y lo peor es que la sustancia que acaba con él, ‘metil clorpirifos’, está prohibida por la UE desde febrero de 2020 para cualquier cosecha que presente menos del 60% de daños y no esté destinada al consumo humano y animal.

En conclusión, sea como fuere, no hay excusa posible. Conllevan una miseria casi segura para los agricultores españoles.

VÍDEO | La alternativa saludable a los productos más vendidos de Mercadona que la gente desconoce

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.