Polonia se une a los países bálticos y limita al máximo el ingreso de rusos con visado

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 8 sep (EFE).- El Gobierno polaco informó este jueves de que el país restringirá al máximo la entrada en su territorio de ciudadanos rusos con visado para el espacio Schengen para fines turísticos, culturales, deportivos y comerciales.

Esta medida sigue a la decisión en el mismo sentido adoptada ayer por los tres países bálticos y formalizada en un comunicado conjunto suscrito por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, así como los líderes bálticos -la estona Kaja Kallas, la lituana Ingrida Simonyte y el letón Arturs Kriszjanis Karinsz.

Los Estados bálticos dejaron de expedir visados de turista y otros permisos para visitar sus países a raíz de la invasión rusa de Ucrania o poco después.

Sin embargo, hasta ahora los ciudadanos rusos con visado de cualquiera de los países del espacio Schengen podían viajar libremente por todo su territorio.

En el documento firmado por los cuatro jefes de Gobierno, se puede leer que "los países fronterizos con Rusia están cada vez más preocupados por la importante y creciente afluencia de ciudadanos rusos a través de nuestras fronteras hacia la Unión Europea y el espacio Schengen".

"Creemos que esto empieza a suponer una grave amenaza para nuestra seguridad pública y para todo el espacio Schengen", continúa el texto, que alerta sobre "personas que tienen la intención de amenazar la seguridad de nuestros países, ya que las tres cuartas partes de los ciudadanos rusos apoyan la agresión de Rusia contra Ucrania".

Estos cuatro países se comprometen a poner en vigor la limitación casi total de visados a rusos "antes del 19 de septiembre de 2022" y coinciden en solicitar "un enfoque común" a la Unión Europea" a este respecto y que se impongan las mismas limitaciones de entrada a ciudadanos rusos de manera uniforme en toda la Unión.

Las únicas excepciones a la prohibición general serán los visados a disidentes (con el Gobierno de Vladímir Putin), casos humanitarios, familiares, titulares de permisos de residencia, transportistas, diplomáticos, así como el tránsito de viajeros a y desde el enclave ruso de Kaliningrado en el Báltico, según la declaración.

El viceministro de Exteriores polaco, Szymon Szynkowski vel Sek, recordó recientemente que su país "limitó la concesión de visados (a ciudadanos rusos) a casos de necesidad humanitaria, a un grupo muy limitado de personas".

(c) Agencia EFE