Polonia registra choques violentos tras nuevos intentos de cruzar la frontera

·4  min de lectura

Por Joanna Plucinska y Andrius Sytas

VARSOVIA, Polonia, 11 nov (Reuters) - Algunos de los cientos de migrantes atrapados en la frontera entre Bielorrusia y Polonia arrojaron piedras y ramas a los guardias fronterizos polacos y usaron troncos para tratar de derribar una cerca de alambre de púas durante la noche del miércoles al jueves, en una serie de nuevos intentos de acceder al territorio de la Unión Europea, según dijeron el jueves las autoridades polacas.

La UE acusó el miércoles a Bielorrusia de orquestar un "ataque híbrido" contra el bloque, al alentar a miles de migrantes que huyen de la pobreza y de zonas devastadas por la guerra a que intenten cruzar a Polonia, ante lo cual Bruselas se está preparando para imponer nuevas sanciones a las autoridades bielorrusas.

La crisis ha provocado una nueva confrontación entre los Estados occidentales y Rusia, que envió dos bombarderos con capacidad nuclear para patrullar el espacio aéreo bielorruso el miércoles, en una muestra de apoyo a su aliado. Bielorrusia dijo que los aviones llevaron a cabo simulacros por segundo día el jueves.

El Kremlin afirmó que Rusia no tiene nada que ver con las tensiones en la frontera y sugirió que la presencia de personas fuertemente armadas en ambos lados, una aparente referencia a los guardias fronterizos bielorrusos y polacos, es un motivo de preocupación. La posibilidad de imponer sanciones a Bielorrusia es una "locura", dijo el Kremlin.

Los cientos de personas atrapadas en la frontera entre dos países enemigos están sufriendo bajo un clima helado en campamentos improvisados. Polonia ha informado de al menos siete muertes de migrantes durante los meses de crisis, mientras que otros han expresado su temor por acabar perdiendo la vida. [L1N2S12F0]

Ninguno de las 150 personas reunidos cerca de la localidad de Bialowieza logró atravesar la frontera hacia Polonia, dijo a Reuters la portavoz del servicio de guardias fronterizos, Ewelina Szczepanska, diciendo que el miércoles se detectaron 468 intentos.

Lituania, miembro de la UE vecino de Polonia que también ha declarado el estado de emergencia en la frontera, también informó de nuevos intentos de pasar al país.

En una declaración conjunta difundida el jueves, los ministros de Defensa de Lituania, Letonia y Estonia dijeron que ven la crisis como un episodio "muy alarmante y condenan inequívocamente la escalada deliberada del ataque híbrido en curso por parte del régimen bielorruso, que plantea serias amenazas a la seguridad europea".

"Grandes grupos de personas están siendo reunidos y transportados a la zona fronteriza, donde luego son obligados a cruzar ilegalmente la frontera. Esto aumenta la posibilidad de provocaciones e incidentes graves que también podrían extenderse al dominio militar", dijeron.

El bloque acusa al presidente bielorruso Alexander Lukashenko de orquestar la crisis migratoria en venganza por una serie de sanciones anteriores, después de que el veterano líder ejerciera una violenta represión contra las masivas protestas callejeras contra su Gobierno en 2020.

La aerolínea de bandera rusa Aeroflot negó el jueves cualquier participación en la organización del transporte masivo de migrantes a Bielorrusia, después de publicarse en medios que podría enfrentarse a sanciones de la UE por la crisis en la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Las autoridades bielorrusas dijeron que más de 2.000 migrantes se encontraban en la frontera.

Lukashenko y Rusia han culpado a la UE de la crisis migratoria, afirmando que el bloque no está a la altura de sus propios valores humanitarios al evitar la entrada de inmigrantes.

Grandes grupos de personas que huyen de los conflictos y la pobreza en Oriente Próximo y otros lugares comenzaron a volar a Minsk esta primavera. Posteriormente son transportados hasta la frontera con Estados miembros de la UE -Polonia, Lituania o Letonia- en taxi, autobús o automóviles proporcionados por traficantes de personas, e intentan entrar al territorio del bloque.

Las autoridades polacas dicen que el número de vuelos a Bielorrusia desde Oriente Próximo ha aumentado drásticamente en los últimos meses, ante lo cual el primer ministro polaco pidió a la UE que tome medidas para detener el flujo de aerolíneas que transportan personas a Minsk.

La mayoría de los migrantes utilizan agencias de viajes en Oriente Próximo asociadas con empresas bielorrusas para reservar paquetes turísticos que suelen incluir visado, vuelo y alojamiento.

El precio de todo el viaje varía y puede llegar hasta los 14.000 dólares. En octubre, Minsk restringió el número de agencias de viajes autorizadas a entregar invitaciones de turismo al país, y tanto los contrabandistas como las agencias informaron de un aumento en los precios.

(Reporte de Alan Charlish en Suprasl, Joanna Plucinska en Varsovia, Andrius Sytas en Kapciamiestis, Lituania; escrito por Matthias Williams; edición de Philippa Fletcher; traducido por Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.