Polonia distribuye píldoras de yodo mientras crece el temor por central nuclear de Ucrania

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Un vehículo blindado todoterreno ruso está aparcado frente a la central nuclear de Zaporiyia durante la visita de la misión de expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en el curso del conflicto entre Ucrania y Rusia en las afueras de Enerhodar, en la región de Zaporiyia, Ucrania

VARSOVIA, 22 sep (Reuters) - Polonia, preocupada por los combates en torno a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ha distribuido pastillas de yodo a los cuerpos de bomberos regionales para que las entreguen a la población en caso de exposición radiactiva, dijo el jueves un viceministro.

El yodo se considera una forma de proteger el organismo contra afecciones como el cáncer de tiroides en caso de exposición radiactiva.

Los bombardeos en el emplazamiento de Zaporiyia —la mayor central nuclear de Europa— han dañado los edificios cercanos a sus seis reactores y han cortado los cables eléctricos, con el riesgo de que se produzca una catástrofe nuclear que afecte a los países vecinos. Rusia y Ucrania se culpan mutuamente de los bombardeos en torno a la central.

"Tras las informaciones de los medios de comunicación sobre los combates en las inmediaciones de la central nuclear de Zaporiyia, hemos decidido (...) con antelación tomar medidas de protección para distribuir yodo", dijo el viceministro del Interior, Blazej Pobozy, a la emisora privada Radio Zet.

"Me gustaría tranquilizar a todos los ciudadanos, ya que se trata de acciones rutinarias y preventivas para protegernos en caso de una situación que (...) espero que no se produzca", añadió.

La invasión rusa de Ucrania ha puesto en vilo a los antiguos estados satélites de la Unión Soviética y la amenaza del presidente Vladimir Putin de utilizar armas nucleares ya hizo que los residentes se apresuraran a abastecerse de yodo en las primeras fases de la guerra.

El ejército ruso disparó nueve misiles contra la ciudad de Zaporiyia, alcanzando un hotel y una central eléctrica, dijo el jueves el gobernador regional, Oleksandr Starukh. Zaporiyia está a unos 50 kilómetros de la central nuclear homónima.

El jefe de la agencia atómica de las Naciones Unidas dijo el miércoles que no abandonará el plan de crear una zona de protección alrededor de la planta, pese a los planes rusos de movilizar nuevas tropas y celebrar un referéndum en la región.

(Reporte de Alan Charlish y Pawel Florkiewicz; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)