Polonia anuncia un muro fronterizo con Bielorrusia contra la "guerra migratoria"

·2  min de lectura

Cracovia (Polonia), 23 ago (EFE).- El Gobierno polaco anunció este lunes que levantará un muro de 2,5 metros de alto a lo largo de su frontera con Bielorrusia para frenar lo que califica de "guerra migratoria" impulsada por su presidente, Alexandr Lukashenko.

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, informó a través de las redes sociales de que "a lo largo de la frontera con Bielorrusia se levantará un nuevo sólido muro de 2,5 metros de altura", y añadió que "se destinarán más tropas a ayudar a la Guardia Fronteriza" que patrulla esa zona.

Según una portavoz de la Guardia Fronteriza polaca, tan solo en el día de ayer se detectaron 84 intentos de pasar irregularmente a Polonia en ese punto y se detuvo a cuatro iraquíes, tres afganos, tres sirios y dos yemeníes.

Datos recientes de ese cuerpo de seguridad situaban en más de 1.900 las entradas irregulares detectadas en lo que va de mes, en lo que el viceministro de Interior, Maciej Wasik, calificó de "avalancha de refugiados".

Hace pocos días, el Gobierno decidió destinar a unos 1.000 soldados a patrullar la frontera bielorrusa y frenar el flujo de inmigración irregular.

Además, el Ejecutivo polaco reformó su ley de extranjería para poder acelerar los trámites de expulsión de inmigrantes irregulares.

Los gobiernos de Polonia, Letonia y Lituania difundieron este lunes un comunicado conjunto denunciando "la actual crisis (migratoria) en las fronteras con Bielorrusia organizada sistemáticamente por el régimen de Lukashenko".

La oleada de migrantes irregulares en la frontera polaca es un reflejo de la situación que se vive en la frontera entre Lituania y Bielorrusia, adonde se calcula que han llegado unas 4.000 personas en los últimos meses.

Vilna acusa a Minsk de trasladar a inmigrantes de Siria e Irak hacia la frontera y de utilizar la inmigración ilegal como "arma política".

El caso de un grupo de hasta 30 personas que permanecen acampadas a la intemperie desde hace 15 días en el área de Usnarz Górny, en territorio bielorruso y a pocos metros de la frontera polaca, se ha convertido en un símbolo de esa situación.

El destacado activista Wladyslaw Frasyniuk, que visitó la zona y aseguró ver cómo los refugiados no recibían ningún tipo de ayuda, dijo en una entrevista televisiva que, a pesar de que esas personas tenían derecho a entrar en territorio polaco y recibir ayuda humanitaria, están siendo intimidadas por soldados polacos para que permanezcan allí.

Frasyniuk criticó la actuación de los soldados polacos, que calificó de "inhumana y anti-polaca" y concluyó que "escupen sobre los valores por los que sus padres y abuelos lucharon".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.