El Polisario solo retomará un proceso que lleve a la independencia, avisa Ghali

·3  min de lectura

Campamento de refugiados saharauis de Rabuni (Argelia), 16 ene (EFE).- El líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, expresó hoy la voluntad de implicarse en un proceso de diálogo serio y con garantías que permita a su pueblo lograr la independencia absoluta.

Ghali recibió este domingo en el campamento de refugiados de Rabuni al nuevo enviado especial de la ONU para el Sahara, Steffan de Mistura, en el marco de la gira que éste realiza a la región en conflicto, la primera desde que fuera designado hace cuatro meses.

Un encuentro en el que, según el liderazgo saharaui, Ghali insistió en que el Frente Polisario exige "una solución justa y equitativa, capaz de garantizar al pueblo saharaui su derecho a la libre determinación y la plena independencia, consagradas en la resoluciones y acuerdos africanos y de la ONU firmados en 1991".

"A lo largo de su visita, De Mistura ha podido ver con sus propios ojos la situación en la que vive el pueblo saharaui y ha escuchado el mensaje de los jóvenes, las mujeres y los ancianos. Un mensaje muy claro, la independencia total", explicó la presidencia saharaui.

"En lo que se refiere a nuestras conversaciones con De Mistura, le hemos reiterado nuestra voluntad de implicarnos activamente en un proceso serio, pero al mismo tiempo (hemos advertido) que nuestro pueblo va seguir su lucha para lograr sus legítimos derechos a la libertad y la independencia", agregó.

MAURITANIA Y ARGEL, SIGUIENTES ETAPAS

La gira del diplomático italo-sueco arrancó el jueves en Marruecos, país que en 1975 ocupó la antigua colonia española del Sáhara Occidental, y esta previsto que concluya una semana después, una vez que desde los campamentos se desplace a Mauritania y Argelia, los otros dos países implicados en el conflicto regional más antiguo del norte de África.

Su gira se produce en un contexto muy diferente a la de sus predecesores, ya que la zona esta inmersa en una fuerte tensión bélica desde que hace un año tropas marroquíes penetraran en el paso de Guerguerat, una zona desmilitarizada que, pese a ello, Marruecos y Mauritania explotan comercialmente.

El Frente Polisario consideró la entrada de las tropas marroquíes, que pretendían desalojar a un grupo de saharauis que protestaban contra el uso de la carretera en un territorio que reclaman, como una ruptura del alto el fuego firmado en 1991 y lanzaron una ofensiva militar contra el muro de separación construido por Rabat en el desierto que un año después continua.

A juicio del Representante del Frente Polisario ante la ONU y coordinador con la misión de Naciones Unidas para el Sahara (MINURSO), Sidi Mohamed Omar, esta visita se produce en un contexto totalmente diferente de los contextos anteriores.

"Sobre todo en lo que se refiere al estado de guerra abierta entre la RASD y el Estado ocupante de Marruecos desde el día que Marruecos violó el al fuego el 13 de noviembre de 2020 al atacar un grupo de civiles saharauis", señaló.

La postura del Frente de Polisario - añadió - "es siempre luchar hasta la plena independencia de la República saharaui. Estamos en una situación en la que no hay ni alto fuego ni proceso de paz y este es uno de los grandes retos a los que debería enfrentar De Mistura".

Por Nacera Ouabou

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.