El Polisario ataca 4 bases y dos puestos de control de Marruecos en el muro

Agencia EFE
·3  min de lectura

Rabuni (Campamentos de refugiados saharauis en Argelia), 13 nov (EFE).- El Frente Polisario aseguró hoy que ha disparado contra cuatro bases y dos puntos de vigilancia de Marruecos situados en el muro de separación construido en el desierto en repuesta al ataque que esta mañana lanzó el Ejército marroquí en el paso fronterizo de Guerguerat, que separa Mauritania de los territorios ocupados del Sahara Occidental.

En un comunicado enviado a Efe, la dirección militar del Polisario afirmó que la ofensiva se concentró en la base militar número 23 (Mahbes), la base militar número 4 (Hauza), la base militar número 17 (Ausred), y la base militar número 18, así como los puestos de vigilancia números 71 y 172 en lo que considera una declaración de guerra a Marruecos.

"Nuestros valientes combatientes llevaron a cabo los ataques entre las 16.00 y las 17.00 horas local contra las citadas bases usando fuego de artillería", explicó la nota.

Horas antes, unidades del Ejército marroquí habían cruzado la línea de demarcación y atacado el paso fronterizo de Guerguerat, bloqueado desde el pasado 21 de octubre por un grupo de activistas saharauis llegados desde los campamentos de refugiados levantados desde 1975 en la región argelina de Tinduf y de las llamadas "zonas liberadas" colindantes.

Según la autoridad militar en Rabat, el objetivo de la ofensiva era únicamente construir una barrera para garantizar el tránsito de mercancías en una ruta estratégica a la vera del océano Atlántico que ha crecido en importancia comercial en los últimos años.

El Frente Polisario, que se hallaba en "estado de máxima alerta" desde hacía varios días, había logrado evacuar antes a los manifestantes.

¿FIN DEL ALTO EL FUEGO?

En este clima bélico, el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Secretario General del Frente Polisario, Brahim Ghali, advirtió a la ONU que consideraba el ataque marroquí "una flagrante violación del acuerdo de alto el fuego" firmado en 1991 y aseguró que sus fuerzas habían respondido a la agresión "en un acto de legítima defensa.

En una carta dirigida a la secretaría general, Ghali responsabilizó a Marruecos de todas las consecuencias de la acción militar y subrayó que con su operación "el estado ocupante marroquí ha socavado gravemente no solo el alto el fuego y los acuerdos militares relacionados, sino también cualquier posibilidad de lograr una solución pacífica y duradera a la cuestión de descolonización en el Sáhara Occidental”.

“La operación militar de las fuerzas marroquíes contra civiles saharauis es un acto de agresión y una flagrante violación del alto el Fuego que Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad deberían condenar en los términos más enérgicos posibles”, ha exigido el mandatario saharaui.

“Ante este acto de agresión, las fuerzas militares del Frente Polisario se han visto obligadas a enfrentarse a las fuerzas marroquíes en legítima defensa y protección a la población civil. .Responsabilizamos plenamente al Estado ocupante marroquí de las consecuencias de su operación militar, y pedimos a las Naciones Unidas que intervengan urgentemente para poner fin a esta agresión contra nuestro pueblo y nuestro Territorio”, agregó.

El mandatario saharaui argumentó, asimismo, que “el hecho de que la acción militar se produzca en vísperas de los contactos entre el Secretario General de la ONU y el Frente POLISARIO, programado para hoy, demuestra claramente que la operación es un acto de agresión premeditado por parte del estado ocupante para abortar los esfuerzos de la ONU para disipar tensiones en la brecha ilegal de Guerguerat".

(c) Agencia EFE