El Polisario anuncia un tercer ataque e insiste en que causó "bajas mortales"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Rabuni (Campamentos de refugiados saharauis en Argelia), 15 nov (EFE).- El Frente Polisario afirmó hoy que bombardeó por tercer día consecutivo posiciones del Ejército marroquí en el muro de separación en respuesta al ataque lanzado el viernes por Marruecos en el paso fronterizo de Guerguerat, que une Mauritania con los territorios ocupados de la antigua colonia española del Sahara Occidental.

Según un comunicado clasificado como "Parte de Guerra Número 3", unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui (ELPS) "atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo, y causaron "bajas mortales, heridos y desertores del Ejército marroquí".

El ELPS bombardeó hoy "las bases militares números 17 y 18, a la altura de Frasia, el la base 13 y el Batallón 67 en Bagari, la base militar 4 y el Batallón 64 en Dert, el punto de Observación 71, las bases militares 7 y 13 en Hausa, la base militar 25 y el Batallón 40 en Um Legta y la base 20 y el Batallón 68 de Infantería en Auserd", detalló la nota, fechada en Bir Lehlu, en las llamadas "zonas liberadas".

Los ataques, que no han podido ser corroborados ni desmentidos por fuentes independientes, han sido primero minimizados y después negados por Marruecos.

TERCER ATAQUE EN TRES DÍAS

La tensión entre Rabat y el Polisario se ha disparado desde que el 21 de octubre un grupo de activistas saharauis bloquearan el paso fronterizo de Guerguerat, una zona considera colchón que en los últimos años Marruecos había ayudado a convertir en un activo canal comercial con Mauritania.

El viernes, unidades militares marroquíes cruzaron la línea divisoria para romper el bloqueo y levantar un pasillo de seguridad, acción que desencadenó un intercambio de disparos entre el Ejército marroquí y las fuerzas del Polisario apostadas en la zona.

Horas después, unidades saharauis bombardearon cuatro bases militares y dos puestos de control de Marruecos situadas a lo largo del muro de seguridad construido en el desierto, el más largo del mundo con más de 2.700 kilómetros de longitud.

El sábados, y según el parte de guerra número dos, unidades del Polisario habrían bombardeado "atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo, y atestaron duros golpes al Ejército marroquí".

"El ELPS ha bombardeado a noche la base 13 del pelotón 67 ubicado en el sector del Bagari. Los sectores de Mahbes y El Garguerat fueron también castigados por el fuego del ejército saharaui. Como consecuencia, el enemigo ha sufrido bajas mortales entres sus filas", agregó, sin ofrecer otros detalles.

FIN DE LA TREGUA

En este contexto bélico, el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, responsabilizó este sábado a Marruecos de todas las consecuencias que se desprendan de su ataque en Guerguerat, consideró roto el acuerdo de alto el fuego firmado con Marruecos en 1991, decretó el estado de guerra en todo el territorio, llamó a la movilización e impuso un toque de queda.

Nada más conocerse el ataque marroquí del viernes en Guerguerat, decenas de saharauis salieron a las calles de los campamentos para pedir armas y alistarse en el Ejército.

También se produjeron manifestaciones de apoyo a la decisión del Polisario en las zonas ocupadas por Marruecos, que fueron reprimidas por las fuerzas del orden marroquíes, que practicaron decenas de detenciones, según dijeron a Efe activistas locales.

(c) Agencia EFE