Descubren una polilla gigante de 25 centímetros

·3  min de lectura
Imágenes de la polilla gigante encontrada en Australia. (Crédito imagen Escuela Estatal Mount Cotton).
Imágenes de la polilla gigante encontrada en Australia. (Crédito imagen Escuela Estatal Mount Cotton).

Australia es cuna de algunas de las criaturas más extrañas del planeta. Seguramente creas haberlas visto a todas, pero apuesto a que nunca habías observado a una “pedazo de polilla” de 25 centímetros. ¿Verdad?

Pues ahí la tienes, un lepidóptero nocturno del tamaño de una rata encontrada recientemente durante la construcción en una escuela en Australia. El colosal insecto es tan pesado que no puede volar y alcanza su tamaño completo solo unos días antes del apareamiento, tras el cual muere.

Las polillas gigantes de la madera (Endoxyla cinereus) son la especie de polilla más grande del mundo. Cuando están completamente desarrolladas, las hembras, que miden aproximadamente el doble que los machos, pueden pesar hasta 30 gramos y alcanzar una envergadura de 25 centímetros, según información del Museo Australiano. Estas polillas viven en bosques de Australia y Nueva Zelanda.

Los obreros que trabajaban en la Escuela Estatal Mount Cotton, descubrieron la polilla gigante de la madera mientras construían un nuevo edificio escolar junto al borde de un bosque lluvioso tropical. Después de fotografiar su impresionante hallazgo, los trabajadores devolvieron a la polilla a la naturaleza.

Meagan Steward, la directora de la escuela, lo describió como "un hallazgo asombroso", aunque también afirmó que "no se sorprendieron" porque en la zona reciben a menudo la visita de una amplia gama de animales, incluidos ualabíes, koalas, patos, serpientes, ranas arborícolas, zarigüeyas y tortugas.

Las larvas de estos insectos de gran tamaño, se esconden dentro de los árboles de eucalipto antes de volver a emerger como orugas alrededor de un año después. Luego descienden al suelo usando unos hilos sedosos y allí se alimentan de las raíces del árbol. Las orugas luego se someten a una asombrosa metamorfosis y emergen en su gigantesca forma final, según el Museo Australiano.

Cuando emergen, los machos (que son más pequeños) pueden volar distancias cortas y buscar hembras para aparearse en el suelo. Si la reproducción tiene éxito, la hembra pondrá alrededor de 20.000 huevos diminutos que eclosionarán para convertirse en larvas. Sin embargo, la gente rara vez ve las enormes hembras de polilla ya que mueren rápidamente tras el proceso de reproducción, que resulta muy costoso desde el punto de vista energético, según informa el Museo Australiano.

Por lo que puedo leer, las gigantescas hembras (como se aprecia en las fotos) apenas pueden moverse por lo que suelen encaramarse al tronco de un árbol o a una valla a la espera de que los machos la encuentren y la fecunden.

Al parecer la escuela estaba cerrada cuando se descubrió la polilla, por lo que los estudiantes no pudieron ver al insecto gigante de primera mano. Sin embargo, las fotografías de la polilla, que se hicieron virales, inspiraron una sesión de escritura creativa que dio como resultado la historia de una "invasión de polillas gigantes" que incluía una escena en la que su maestra la Sra. Wilson acababa siendo devorada.

¿Se merecía ese funesto final literario la maestra? No lo sabemos, pero yo prefiero quedarme con la verdadera protagonista de la historia, la verdadera Godzilla del mundo de las polillas.

Me enteré leyendo Live Science

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.