Policía: 7 extranjeros secuestrados en Nigeria

BAUCHI, Nigeria (AP) — Hombres armados atacaron un campamento de una compañía de construcción en el norte rural de Nigeria, mataron un guardia y secuestraron a siete trabajadores extranjeros de Gran Bretaña, Grecia, Italia, Filipinas y Líbano, informaron el domingo las autoridades, en el mayor secuestro hasta la fecha en una región asediada por extremistas islámicos.

El ataque ocurrió en Jama're, un poblado en la región rural del estado de Bauchi, donde los hombres armados primero atacaron una prisión, donde quemaron dos camiones de la Policía, declaró el portavoz de la Policía estatal de Bauchi, Hassan Muhammed, a The Associated Press.

Los atacantes entonces tomaron por asalto un campamento de trabajadores de una compañía libanesa de construcción llamada Setraco, que construye una carretera en el lugar, informó Muhammed. Los atacantes mataron a tiros a un guardia en el campamento antes de secuestrar a los trabajadores, agregó el portavoz.

"Los atacantes llegaron con explosivos, que usaron para entrar a algunas áreas", dijo Muhammed, quien no ofreció más detalles. Un periodista de la AP no pudo llegar de inmediato al lugar, ubicado a 200 kilómetros (125 millas) al norte de la capital estatal, Bauchi.

Adamu Aliyu, presidente del gobierno local de la zona donde está Jama're, dijo que los secuestrados son un ciudadano británico, uno griego, uno italiano tres libaneses y un filipino. Agregó que uno de los rehenes es una mujer, y los demás son hombres.

La agencia de noticias italiana ANSA informó posteriormente que las autoridades confirmaron el secuestro de un italiano en el ataque. ANSA atribuyó al canciller italiano, Giulio Terzi, haber dicho que la seguridad del rehén debe recibir "la prioridad absoluta".

Grecia confirmó el secuestro de uno de sus ciudadanos y Gran Bretaña informó que estaba estudiando el episodio.

Ningún grupo se adjudicó de inmediato la responsabilidad de los secuestros, aunque el norte nigeriano, predominantemente musulmán, ha sido asediado por la secta radical islámica conocida como Boko Haram durante el último año y medio. El débil gobierno central no ha podido detener la cruenta campaña guerrillera de ataques con armas de fuego y bombas. Se culpa a la secta de la muerte de por lo menos 792 personas sólo en 2012, según un conteo de la AP.

Boko Haram, que significa "la educación occidental es un sacrilegio" en el idioma hausa del norte de Nigeria, ha exigido la liberación de todos sus miembros detenidos y ha exhortado a imponer la estricta ley de la sharia en todo el país. La secta ha dado muerte tanto a cristianos como a musulmanes en los ataques, así como a soldados y fuerzas de seguridad.

__

Jon Gambrell reportó desde Johannesburgo. Los redactores Cassandra Vinograd, desde Londres, Victor Simpson desde Roma y Demetris Nellas desde Atenas, todos de The Associated Press, contribuyeron a este despacho.

___

Jon Gambrell está en Twitter como: www.twitter.com/jongambrellAP

Cargando...