Policías llegan a unos quince años por una denuncia de ruido y terminan en la fiesta

Tres policías que acudían a atender una denuncia por exceso de ruido sorprendieron a todos cuando terminaron sentados en la mesa de la quinceañera. El departamento de policía tampoco lo tomó mal.