Detienen a implicado en tiroteo en Chicago

1 / 2

CHICAGO-TIROTEO

Foto sin fecha facilitada por el Departamento de Policía de Chicago en la que se ve a Marciano White, detenido y acusado por su implicación en un ataque a tiros que dejó 13 personas heridas en una fiesta que tenía lugar en una casa. (Departamento de la Policía de Chicago vía AP)

CHICAGO (AP) — Un sujeto fue acusado por su implicación en el ataque a tiros ocurrido a primera hora del domingo contra los asistentes a una fiesta en una casa, incidente que dejó 13 personas heridas, cuatro de ellas en condición crítica, señaló la policía de Chicago.

La balacera derivo de una disputa durante el festejo organizado en memoria de otra persona asesinada en abril, dijo el jefe policial Fred Waller en conferencia de prensa. Los primeros disparos sucedieron poco después de las 00:30 del domingo.

La policía de Chicago anunció el domingo en la noche que Marciano White, de 37 años, fue acusado de uso ilegal de un arma por parte de un delincuente acusado antes de un delito grave. White fue arrestado a corta distancia de donde se efectuó la reunión, dijeron las autoridades.

Las víctimas tienen entre 16 y 48 años y sufrieron “diversas heridas de bala en el cuerpo”. Waller señaló que la policía recuperó un revolver.

“Parece que dispararon a discreción contra la gente cuando se iban de la fiesta”, agregó.

Waller no facilitó detalles sobre la persona a la que estaba dedicada la fiesta ni de su identidad. La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfood, que visitó el domingo a las víctimas, dijo que en la fiesta celebraban el cumpleaños de una persona asesinada.

Waller mencionó que se hicieron disparos en tres lugares distintos en la zona residencial del barrio Englewood, una franja predominante de bajos ingresos de la ciudad a unos 16 kilómetros (10 millas) al suroeste del centro y que tiene una alta tasa delincuencial.

El ataque a tiros comenzó dentro, después hubo más disparos cuando la gente huía de la casa. También hubo disparos en un tercer lugar cercano, agregó. Describió la balacera como “un incidente aislado”.

Este ataque a tiros tuvo lugar en momentos en que la ciudad está por cerrar 2019 con una baja considerable en el número de balaceras y homicidios por tercer año consecutivo.

Hasta mas o menos la primera quincena de diciembre, el número de personas asesinadas ascendía a 475, en comparación con las 549 de 2018, una baja de 14%. En 2016, el total de homicidios alcanzó 750, según estadísticas de la policía de Chicago.