Policía peruana cometió "graves abusos" durante protestas, dice reporte de Human Rights Watch

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Manifestantes huyen de los gases lacrimógenos lanzados por la policía en Lima durante protestas por la gestión del Congreso. Los disturbios tras la destitución del presidente Martín Vizcarra llevaron también a la rápida salida de su sucesor, Manuel Merino, y a la designación de Francisco Sagasti como mandatario interino. Noviembre 12, 2020. REUTERS/Sebastián Castañeda

LIMA, 17 dic (Reuters) - La policía de Perú cometió "numerosos abusos" contra manifestantes, en su mayoría pacíficos, mientras protestaban por "la altamente cuestionable destitución" del entonces presidente Martín Vizcarra en noviembre, dijo el jueves la organización Human Rights Watch.

El grupo con sede en Nueva York afirmó en un reporte sobre las protestas que el presidente interino Francisco Sagasti, el Congreso y la policía deben promover reformas para garantizar que los agentes respeten el derecho de reunión pacífica.

Una solicitud de comentarios enviada al Ministerio del Interior de Perú no recibió respuesta inmediata. El ministro del portafolio, José Elice, estaba de viaje por el sur del país.

Dos jóvenes murieron y más de 200 resultaron heridos, algunos de gravedad, en manifestaciones entre el 9 y el 15 de noviembre, dijo Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

"Las declaraciones de testigos y otras pruebas a las que tuvo acceso Human Rights Watch indican que la policía empleó, de manera reiterada, una fuerza excesiva contra los manifestantes", indicó. La evidencia incluye videos que muestran a la policía disparando gas lacrimógeno directamente a la multitud, dijo.

Asimismo, las evidencias indican de manera sólida y creíble que la policía usó escopetas calibre 12 para disparar perdigones de plomo y canicas de vidrio, en violación de sus propios protocolos, que prohíben el uso de esas municiones, agregó.

"El presidente Sagasti ha dado un paso importante al convocar una comisión para mejorar el desempeño policial. Ahora su gobierno debería liderar esfuerzos para impedir que vuelvan a cometer abusos contra manifestantes pacíficos por parte de los propios policías que deberían protegerlos", afirmó el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, en el comunicado.

En su discurso de toma de posesión el 17 de noviembre, Sagasti prometió justicia a las víctimas de abusos en manos de la policía. La comisión tiene hasta dos meses para recomendar medidas destinadas a modernizar y mejorar la fuerza policial.

En una entrevista con Reuters después de asumir el poder, Sagasti manifestó que "no dejaremos impunes" a los responsables de las muertes y heridos, pero dijo que no se debe estigmatizar a toda la policía por los abusos "de algunos".

A inicios de diciembre, el mandatario interino renovó a la cúpula policial, en una purga que generó el rechazo de algunos generales que afirmaron en comunicados o en redes sociales que el Gobierno no respetó la escala de ascensos y que algunos que no intervinieron en las protestas fueron sacrificados.

El gobierno peruano anunció el miércoles la creación de una comisión multisectorial que propondrá acciones a favor de las víctimas durante las protestas de noviembre.

"La misión fundamental va a ser proponer recomendaciones integrales de apoyo desde el Estado a estas familias, así como a las personas que han sido heridas en estas manifestaciones, incluyendo la subvención económica", dijo la primera ministra, Violeta Bermúdez, en una conferencia de prensa.

(Reporte de Marco Aquino. Editado por Marion Giraldo)