Congelan las cuentas de dos excolaboradores de Cristiana Chamorro en Nicaragua

Managua, 28 may (EFE).- Dos excolaboradores de la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro en Nicaragua denunciaron este viernes que les congelaron sus cuentas bancarias por un caso de supuesto lavado de dinero por el que se investiga a la aspirante opositora a la Presidencia Cristiana Chamorro Barrios.

Lourdes Arróliga y Guillermo Medrano, extrabajadores de la ONG que dirigió Chamorro Barrios, dijeron a periodistas, al salir de la Fiscalía donde fueron citados por segunda vez esta semana, que sus cuentas bancarias han sido inmovilizadas después que se abstuvieran de brindar su declaración en la primera entrevista el martes pasado.

En esa ocasión, recordó Arróliga, se ampararon en el artículo 34 de la Constitución Política bajo el argumento de que los fiscales a cargo del caso les impidieron ser asistidos por sus abogados, debido a que la entrevista sería en calidad de testigos.

Sostuvo que en esa ocasión los fiscales violaron el artículo 250 del Código Procesal Penal que establece que toda persona citada por el Ministerio Público deberá atender el llamamiento y podrá hacerse acompañar por abogado.

"A nosotros se nos violentó ese derecho desde un inicio, coaccionando y obligándonos a entrar en condición de imputados", señaló Arróliga, quien criticó que esa "inconsistencia legal" de la Fiscalía ha cambiado su situación de testigos a investigados.

CRITICAN INMOVILIZACIÓN DE CUENTAS

La investigación que sigue el Ministerio Público contra Chamorro Barrios es en su calidad de representante y directora ejecutiva de la "Fundación Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia", dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, y que cerró en febrero pasado.

Según el Ministerio de Gobernación, esa ONG "incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, período 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero", por lo que se "ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente".

Según la Fiscalía, los dos excolaboradores de la ONG, así como la corresponsal de la cadena hispana Univision en Managua, María Lilly Delgado, "en todo momento se negaron a declarar y colaborar" el martes pasado.

"Este cambio técnico se debió a una violación que hizo el Ministerio Público (...) por un tecnicismo que ellos mismos se enredaron", sostuvo Arroliga, quien observó que por segunda ocasión los fiscales se negaron a entregar el acta de la comparecencia.

Sobre la inmovilización de sus cuentas, dijo no fue notificada, sino que se enteró cuando intentó hacer un pago en el supermercado.

¿Por qué se congelan las cuentas si aquí no se ha abierto un proceso judicial?", preguntó Arróliga, quien agregó: "ya vemos en qué condiciones estamos enfrentando esta" investigación, la cual tildó de "arbitraria".

INVESTIGAN A CORRESPONSAL DE UNIVISION

"Estamos clarísimos de que nos quieren involucrar, en el caso de nosotros como trabajadores y colaboradores muy orgullosamente de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, en un show (espectáculo) político, en algo que nada tenemos que ver", dijo, por su lado, Medrano.

Confirmó que sus cuentas fueron congeladas y denunció que a ellos los "quieren utilizar como chivo expiatorios".

En tanto, la corresponsal de la cadena Univision criticó que haya pasado de testigo a investigada "en menos de 72 horas".

"Yo no tengo acceso a los fondos de la Fundación, no soy trabajadora de la Fundación, no conozco el manejo de los fondos, por ende, no se de qué mal manejo que habla la Fiscalía me está señalando", argumentó Delgado.

Explicó que su vinculación con la ONG fue como capacitadora por la profesionalización de los medios de comunicación en temas de producción audiovisual y ética periodística, dado que tiene 28 años de trayectoria profesional.

"Brindé capacitaciones puntuales en la Fundación y capacitar no es un delito. Si esta Fiscalía quiere criminalizar eso, es problema de ellos, pero no es un delito", agregó la corresponsal de Univision, que tildó como "un atropello y una decisión arbitraria" que sea investigada.

"Esta es una aberración jurídica que busca manchar y desprestigiar a periodistas independientes, como es mi caso, y también la labor que ha hecho la Fundación durante años por la libertad de expresión", indicó.

Por el caso en que se investiga a Chamorro Barrios, la Fiscalía ha llamado a declarar en calidad de testigos a una veintena de periodistas, incluyendo al dueño de la popular emisora La Corporación y excandidato a la Presidencia, el nonagenario Fabio Gadea.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.