La Policía de la Moral en el centro del debate iraní tras la muerte de Mahsa Amini

Para dispersar las protestas, que ya provocaron al menos ocho víctimas mortales en Irán, los agentes de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua. También arrastraron a mujeres por el suelo y se las llevaron a la fuerza. La indignación por la muerte de la joven Mahsa Amini se ha extendido a países como Turquía, Alemania y Líbano, donde las mujeres replican las protestas.