Policía marroquí dispersa concentración en solidaridad con periodistas presos

Rabat, 25 may (EFE).- La policía marroquí dispersó una vez más una concentración en Rabat en solidaridad con los periodistas presos Omar Radi y Suleimán Raisuni, y en particular con este último, que lleva ya 47 días en huelga de hambre en la prisión de Ukacha (Casablanca).

La protesta, que congregó a apenas veinte personas, contó con un número seis veces mayor de policías y agentes antidisturbios, que empujaron sin miramientos al grupo de manifestantes a lo largo de una céntrica avenida hasta conseguir dispersarlos en grupos de dos o tres personas.

Mientras eran empujados por la policía, los manifestantes gritaban consignas en favor de la libertad de expresión y contra la "vergüenza" que supondría la muerte de Raisuni por inanición, algo que supondrá un "momento negro" en la historia de este año en Marruecos.

Ambos periodistas fueron detenidos en momentos diferentes hace aproximadamente un año, y en los dos casos tienen pendientes denuncias por agresión sexual, además de -en el caso de Radi- por delitos contra la seguridad del Estado.

Los dos periodistas, que reclaman su libertad provisional mientras no comience el juicio, se habían distinguido en ambos casos por su línea crítica con el poder, Raisuni como redactor jefe del diario en árabe "Ajbar al Yawm" (hoy desaparecido por asfixia financiera) y Radi como colaborador "free lance" con varios medios internacionales.

(c) Agencia EFE