La policía japonesa planea disparar tranquilizantes contra los monos después de una serie de ataques

·2  min de lectura
Monos de nieve japoneses en una fuente termal (Flickr/Chris Murray)
Monos de nieve japoneses en una fuente termal (Flickr/Chris Murray)

La policía japonesa está planeando utilizar pistolas tranquilizantes contra los monos salvajes que han estado aterrorizando las zonas occidentales del país, según los informes.

Los macacos que merodean por la ciudad de Yamaguchi han herido en las últimas semanas a 42 personas, entre ellas niños y ancianos, en ataques que han dejado a sus víctimas con arañazos y marcas de mordiscos.

Los esfuerzos por capturar a los monos han fracasado, al igual que las patrullas policiales desplegadas para disuadir las emboscadas, y las autoridades no están seguras de si los recientes ataques han sido obra de un solo mono o de varios.

“Es raro que se produzcan tantos ataques en un corto período”, dijo un funcionario para la BBC.

“Al principio sólo atacaban niños y mujeres. Últimamente los ancianos y los hombres adultos también han sido atacados”.

Se ha advertido a los residentes que no dejen las ventanas abiertas, ya que se han producido algunos ataques en los hogares.

En uno de los incidentes de los que informó la semana pasada el periódico local The Mainichi Shimbun, un mono abrió la puerta de la mosquitera de un departamento en un primer piso en el distrito de Ogorishinmachi de la ciudad a primera hora de la mañana y arañó a una niña de cuatro años en la pierna.

Los macacos se bañan en las montañas de la prefectura japonesa de Nagano (Getty Images)
Los macacos se bañan en las montañas de la prefectura japonesa de Nagano (Getty Images)

La policía dijo que el mono también atacó a otras cinco personas en la zona cercana.

Un padre de familia le contó al periódico sibre el ataque en su casa. Dijo: “Escuché un llanto proveniente de la planta baja, así que me apresuré a bajar. Entonces vi un mono encorvado sobre mi hijo”.

El macaco japonés fue en su día una especie vulnerable, pero su número ha aumentado en las últimas décadas y ahora se considera que la población de estos monos es estable.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza clasifica al macaco japonés como una especie de “Preocupación Menor”.

Aunque los macacos, también conocidos como monos de las nieves, suelen encontrarse en los bosques de hoja perenne de las montañas japonesas, han destacado por su capacidad para prosperar en espacios reducidos cercanos a los humanos.

Una investigación de la Universidad de Yamagata descubrió que se habían producido “graves conflictos entre las personas y los macacos”.

Los agricultores son especialmente vulnerables al aumento del número de macacos, y los que están establecidos cerca de los bosques son los que corren más riesgo de sufrir la intrusión de monos hambrientos de cultivos.

Se informó que en un pueblo de montaña de la prefectura central de Nagano se ha formado una “milicia contra los monos” armada con pistolas de aire comprimido para ahuyentar a los primates que buscan comida gratis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.