Policía italiana hace cateos contra antivacunas violentos

·2  min de lectura
ARCHIVO - Un hombre graba un incendio después de enfrentamientos que se produjeron durante una protesta en Turín, Italia, el 26 de octubre de 2020 contra las medidas impuestas por el gobierno para detener la propagación de COVID-19. (Claudio Furlan/LaPresse via AP, Archivo)

ROMA (AP) — La policía italiana hizo registros el lunes en varios puntos del país en una operación contra 17 activistas antivacunas supuestamente implicados en un grupo en Telegram en el que se defendía la violencia contra el gobierno, líderes médicos y de medios por lo que percibían como su apoyo a las restricciones contra el COVID-19.

El grupo de chat “Basta Dittatura” (Basta de dictadura) tenía decenas de miles de miembros y era un importante foro para organizar protestas contra el pase COVID italiano, según dijo la policía en Turín.

Como muchos países europeos, Italia requiere que la gente muestre su Pase Verde para comer en espacios cerrados, visitar museos y cines y para viajar en transporte público de larga distancia. El pase demuestra que la persona está vacunada, dio negativo en una prueba reciente o se recuperó de COVID-19.

Las protestas se han agravado desde que Italia se convirtió el mes pasado en el primer país occidental que también requiere el pase para acceder a lugares de trabajo.

La policía dijo en un comunicado que había vigilado durante semanas el grupo de Telegram, ya cerrado, e identificado a 17 extremistas que amenazaron al primer ministro, Mario Draghi, y a otras personas.

“Otros objetivos recurrentes eran la policía, médicos, científicos, periodistas y otras personas conocidas acusadas de ‘esclavitud’ y ‘colaboracionismo’ con la ‘dictadura’ instaurada”, según el comunicado.

Casi todos los fines de semana se celebran protestas contras las vacunas y el Pase Verde en Italia. En una de ellas, el 9 de octubre, varios extremistas destrozaron la sede en Roma del principal sindicato de Italia. El activista estadounidense antivacunas Robert F. Kennedy asistió a una protesta el pasado fin de semana en Milán.

El Ministerio del Interior recomendó la semana pasada a departamentos de policía de todo el país que restringieran las protestas en centros urbanos congestionados. El Ministerio reafirmó el derecho de los manifestantes a reunirse, pero señaló al posible riesgo para la seguridad pública y de contagio, y recomendó que se celebraran las marchas en lugares menos céntricos.

Italia, el primer país europeo golpeado por el coronavirus en febrero de 2020, ha registrado un aumento progresivo de sus casos nuevos. Las autoridades reportaron la semana pasada 62 casos por cada 100.000 habitantes, la tercera semana seguida en la que subía la cifra.

Sin embargo, por ahora Italia está en mejor situación que muchos otros países de Europa occidental. La ocupación nacional de camas de hospital está muy por debajo del umbral crítico y, si bien la cifra oficial de muertos en Italia sigue siendo una de las más altas de Europa con 132.775 fallecidos, las muertes diarias llevan meses por debajo de 100.

Los expertos atribuyen esas cifras al Pase Verde italiano, a la norma aún vigente de emplear mascarillas en espacios cerrados y a una tasa de vacunación relativamente alta: el 82% de los mayores de 12 años ha completado su vacunación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.