La Policía israelí captura a dos de los seis presos palestinos fugitivos

·2  min de lectura

Jerusalén, 10 sep (EFE).- La Policía israelí capturó esta tarde en la ciudad de Nazaret a dos de los seis presos palestinos que el pasado lunes se escaparon de una prisión de alta seguridad israelí.

"Los agentes de Policía del distrito norte capturaron hace poco a dos de los prisioneros fugitivos", informó un portavoz policial en un comunicado.

Los atrapados son Mahmud al Arida, del grupo Yihad Islámica y que cumplía pena capital desde 1996 por su implicación en ataques mortales contra israelíes, y Yakoub Qadiri, militante del mismo grupo y también encarcelado con cadena perpetua desde 2003, informó el Ministerio de Detenidos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Cuatro de los seis reos -que se fugaron de la cárcel de Gilboa por un túnel durante la madrugada del lunes- cumplían penas capitales por terrorismo y las fuerzas de seguridad israelíes los consideran altamente peligrosos.

La Policía israelí -que ha liderado la búsqueda desde hace cinco días- elevó ayer el nivel de alerta por seguridad y aceleró las tareas de captura junto con el Ejército y servicios de inteligencia, que han mantenido estos días cercados los accesos en toda Cisjordania ocupada y Gaza.

Justo hoy, las fuerzas armadas arrestaron a tres hermanos de Al Arida en una aldea del distrito de Jenin, en el norte de Cisjordania ocupada, de donde son originarios todos los fugitivos.

El pasado miércoles arrestaron también a otros cinco parientes de los fugados, que siguen detenidos, según el Club de Prisioneros palestinos.

Durante una visita hoy en un puesto de control militar en Cisjordania, el ministro de Defensa israelí, Beny Gantz, aseguró que Israel pondría "tarde o temprano las manos" sobre los fugitivos.

Gantz enfatizó que esperaba que las fuerzas de seguridad pudieran atrapar a los fugados sin que ello implique un repunte de violencia en la región, después de que Yihad Islámica o el grupo islamista Hamás amenazaran con represalias si se hería a los fugados e incluso llamaron hoy a "un día de la ira".

El temor a una nueva escalada ha estado presente durante los últimos días. La fuga de los reos generó una ola de solidaridad en las calles palestinas, donde mucha población considera a los fugados como héroes que pusieron en ridículo la rígida seguridad israelí.

Desde el miércoles, las protestas en su apoyo se han repetido en Cisjordania y Jerusalén Este ocupados, donde hubo enfrentamientos con tropas y fuerzas de seguridad israelíes por tres días seguidos.

A su vez, la tensión ha aumentado entre presos palestinos y autoridades penitenciarias en prisiones israelíes, donde los internados de Yihad Islámica se niegan a ser dispersados entre centros penitenciarios y opusieron resistencia al proceso.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.