La policía iraní reanuda el control del porte del velo musulmán

La policía iraní reanudó el control del uso del hiyab por parte de las mujeres en los autos, informaron el lunes los medios locales, más de 100 días después de la muerte en detención de la joven Mahsa Amini cuya muerte generó tensiones en todo el país.

Irán ha sido sacudido por movilizaciones desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, de 22 años, tras su arresto por haber violado supuestamente el estricto código de vestimenta impuesto a las mujeres.

"La policía comenzó la nueva etapa del programa Nazer-1 ("vigilancia" en persa) en todo el país", informó a la agencia Fars un alto cargo de la policía.

El programa está orientado detectar la ausencia del yihab en los automóviles para enviarle a la persona un mensaje de texto.

Según la agencia el mensaje será el siguiente: "Se detectó la ausencia del uso de velo en su vehículo. Es necesario respetar las normas de la sociedad y no repetir este acto".

El texto advierte que "si esta acción se repite, serán aplicadas medidas legales y judiciales".

El programa Nazer fue lanzado por la policía en 2020.

Tras la movilización posterior a la muerte de Amini, la policía de la moral -que arrestó a la joven en septiembre- dejó de detener a las mujeres sin velo en las calles para conducirlas a las comisarías.

A principios de diciembre, el fiscal general de Irán, Mohamad Jafar Montazeri, declaró que las unidades de la policía de la moral, denominadas Gasht-e Ershad ("patrullas de orientación"), fueron disueltas.

Pero los activistas se mostraron escépticos a ese anuncio, que pareció ser una declaración improvisada a una pregunta planteada en una conferencia y no una directiva del ministerio del Interior.

rkh/ap/sk/all/an/zm