La policía investiga posible vínculo entre los asesinatos de Idaho y un apuñalamiento de 2021 en Oregón

La policía investiga posible vínculo entre los asesinatos de Idaho y un apuñalamiento de 2021 en Oregón

Los investigadores están explorando la posibilidad de que los asesinatos de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho pueden estar relacionados con un apuñalamiento sin resolver de 2021 a 644 km de distancia en Oregón.

El 13 de agosto de 2021, un agresor enmascarado irrumpió en la casa de una pareja de Salem, Oregón, y la atacó armado con un cuchillo, informó la oficina del sheriff del condado de Marion en ese momento.

Travis Juetten, de 26 años, y Jamilyn Juetten, de 24, se despertaron alrededor de las 3 am cuando el misterioso agresor entró en su habitación y los apuñaló a ambos varias veces.

Travis trató de luchar contra el atacante, pero fue asesinado a puñaladas. Jamilyn fue apuñalada 19 veces durante el ataque, pero sobrevivió milagrosamente.

A pesar de que las familias de las víctimas ofrecen una recompensa de US$50.000 por información que conduzca al asesino, el caso sigue sin resolverse más de un año después.

Ahora se están estableciendo similitudes entre los apuñalamientos y los asesinatos de Kaylee Goncalves, Madison Mogen, Xana Kernodle y Ethan Chapin, en Moscow, Idaho.

Ambos casos sin resolver involucran a un sospechoso armado con un cuchillo que irrumpió en una casa alrededor de las 3 am y atacó a las víctimas mientras dormían en sus camas.

Además, en ambos casos, había más personas en casa en el momento de los asesinatos que resultaron ilesas.

En el momento de los apuñalamientos en Oregón, un amigo estaba durmiendo en otra habitación porque iba a cuidar al gato de la pareja, ya que tenían planeado un viaje a Hawái para el día siguiente.

El amigo se despertó con la conmoción y se cree que asustó al agresor antes de llamar al 911, informó KOIN6.

Travis Juetten, de 26 años, y Jamilyn Juetten, de 24, fueron atacados en su casa de Salem, Oregón, el año pasado (Oficina del sheriff del condado de Marion)
Travis Juetten, de 26 años, y Jamilyn Juetten, de 24, fueron atacados en su casa de Salem, Oregón, el año pasado (Oficina del sheriff del condado de Marion)

Del mismo modo, había otras dos compañeras de habitación en la casa en el momento de los asesinatos en Idaho. Salieron ilesas y se cree que no se despertaron durante el ataque.

Durante una conferencia de prensa el miércoles, la policía de Moscow confirmó que estaba al tanto del incidente de Oregón y que estaba “investigando cualquier posible conexión” entre los crímenes.

“Estamos analizando todas las posibilidades y hay otras agencias que se comunican con nosotros para informarnos de otros casos y cosas de las que vamos a hacer un seguimiento”, comunicó el jefe de policía de Moscow, James Fry.

Agregó que había recibido una pista que vinculaba los dos casos.

“Recibí una pista sobre ese caso y la reenvié a la gente indicada”, dijo.

La posible conexión se produce cuando, 11 días después del cuádruple asesinato, no se han nombrado sospechosos ni se han realizado arrestos.

Los funcionarios dieron pocos detalles nuevos sobre el caso en la conferencia de prensa del miércoles, y se negaron a aclarar por qué creen que los asesinatos fueron planeados; en cambio, simplemente le informaron a la aterrorizada comunidad: “confíen en nosotros”.

La policía reiteró que descartaron como sospechosos a las dos compañeras de casa sobrevivientes, el hombre que fue captado en cámara con Mogen y Goncalves en un camión de comida en el centro de la ciudad antes de que se dirigieran a casa la noche de los asesinatos, la persona que llevó a Mogen y Goncalves a casa desde el camión de comida y el exnovio de Goncalves.

También revelaron que no habían podido confirmar los informes de que Goncalves tenía un acosador, pero tampoco pudieron descartarlo.

Las cuatro víctimas fueron asesinadas a puñaladas en la casa fuera del campus que las tres mujeres compartían con dos compañeras de cuarto en las primeras horas de la mañana del 13 de noviembre.

Ethan Chapin (20), Madison Mogen (21), Xana Kernodle (20) y Kaylee Goncalves (21) fueron asesinados el 13 de noviembre (Instagram)
Ethan Chapin (20), Madison Mogen (21), Xana Kernodle (20) y Kaylee Goncalves (21) fueron asesinados el 13 de noviembre (Instagram)

Goncalves y Mogen habían pasado la noche del sábado en el bar The Corner Club en el centro de Moscow, antes de parar en un camión de comida y ser llevadas a casa por un “tercero” no identificado. Kernodle y Chapin estaban juntos en una fiesta de hermandad en la casa de Sigma Chi.

Se cree que las cuatro víctimas regresaron a la casa de estudiantes alrededor de la 1:45 am.

Luego se hicieron varias llamadas desde los teléfonos de Goncalves y Mogen al teléfono del exnovio de Goncalves entre las 2:26 am y las 2:52 am. Ninguna de las llamadas fue respondida.

Se cree que la hora de la muerte de las víctimas fue alrededor de las 3am o las 4am, según el informe de las autoridades la semana pasada.

Dos víctimas fueron asesinadas en el segundo piso y dos en el tercer piso de la casa. Las dos compañeras de cuarto sobrevivientes dormían en el primer piso y resultaron ilesas.

La violenta escena del crimen pasó desapercibida durante varias horas más, y la policía recibió una llamada al 911 a las 11:58 am del domingo para reportar un “individuo inconsciente” en el domicilio.

La policía llegó y encontró muertas a las cuatro víctimas.

La forense reveló que las cuatro víctimas fueron apuñaladas varias veces con un cuchillo grande mientras estaban en sus camas. No hubo signos de agresión sexual en ninguna de las víctimas y no se ha recuperado el arma homicida, un cuchillo de hoja fija.

Los investigadores le piden a cualquier persona que haya observado un comportamiento particular, que tenga vigilancia por vídeo o que pueda brindar información relevante sobre los asesinatos, que llame a la línea de información al 208-883-7180 o envíe un correo electrónico a tipline@ci.moscow.id.us.