La policía desaloja a cientos de inmigrantes en dos campamentos de París

Agencia EFE

París, 7 nov (EFE).- La policía desalojó este jueves en el noreste de París dos campamentos de tiendas de campaña donde vivían en condiciones insalubres unos 1.300 inmigrantes y demandantes de asilo en la que es la operación número 59 de este tipo en la ciudad desde 2015.

Alrededor de 600 policías participaron en la evacuación, que se inició antes de las 6.00 de la mañana (5.00 GMT) en la Puerta de la Chapelle, entre París y la ciudad de Saint Denis, y que contó con la presencia de la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo, así como de los prefectos de policía, Didier Lallement, y de la región, Michel Cadot.

Los inmigrantes y refugiados fueron conducidos en autobuses a una quincena de gimnasios de la región Ile de France como muestra en su cuenta de Twitter la Prefectura de Policía de París con varias imágenes.

El prefecto afirmó que esta operación supone la puesta en marcha de los anuncios hechos este miércoles por el ministro de Interior, Christophe Castaner, quien indicó que los desalojos se llevarían a cabo de aquí hasta finales de año de los campamentos que han proliferado en el noreste de París, en los que se calcula que podrían vivir unas 3.000 personas.

Lallement afirmó que habrá presencia policial diaria para impedir que vuelvan a formarse otros campamentos en la zona y avanzó que habrá otros desalojos en el noreste de París "muy próximamente".

Castaner, en una entrevista a la emisora "France Info", precisó que se harán de aquí a Navidad.

El ministro explicó que para los evacuados "cada caso debe estudiarse personalmente" y agregó que hay demandantes de asilo, para los que se han duplicado las plazas de acogida desde 2015; otros a los que ya se ha concedido el estatuto de refugiados, a los que se ofrece una vivienda; y luego están los sin papeles para los que se tomarán medidas para que sean expulsados.

Según contó a "France Info" la vicealcaldesa de París encargada de la solidaridad y la acogida de refugiados, Dominique Versini, alrededor de 500 de los 1.300 que vivían en esos dos campamentos, abandonaron el lugar antes de que llegara la policía porque desde ayer se había corrido la voz de lo inminente de la evacuación.

(c) Agencia EFE