Policía que denuncio acoso podría atender casos de violencia familiar

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., septiembre 6 (EL UNIVERSAL).- Se analiza si la mujer policía de Navolato, Karen Ivette Serino Sainz, arrestada 12 horas por denunciar que le bajaron el sueldo, le quitaron sus grados de mandos y es víctima de acoso laboral y de amenazas de muerte, puede formar parte de la Unidad de Reacción Rápida para atender denuncias de violencia intrafamiliar.

La Secretaría de la Mujer del Estado, María Teresa Guerra Ochoa, expuso que, durante una reunión con la alcaldesa de Navolato, Margot Urrea Pérez y la agente de seguridad, se acordó dar solución al conflicto, atender lo relativo a su reducción de salario y de la pérdida de sus grados de mando dentro de la corporación.

Señaló que las denuncias que ha hecho públicas el agente primero, Serino Sainz van a ser investigadas a fondo para actuar en consecuencia, en tanto que se le brindara toda la atención para garantizarle su integridad física y un ambiente de trabajo propicio.

Guerra Ochoa externó que se tiene la propuesta que Karen Ivette forme parte de la Unidad de Reacción Inmediata que está en proceso de integración para dar respuesta a la Alerta de Género que está vigente en este municipio, para que reciba entrenamiento, para atender problemas de género que se presenten.

Dio a conocer que, en la reunión, la presidente municipal de Navolato, se mostró abierta a investigar a fondo la situación laboral de la mujer policía y el ambiente que priva en la corporación policiaca para resolver de fondo los posibles problemas que existen en el cuerpo de seguridad.

La semana pasada, en conferencia de prensa Serino Sainz reveló que, a raíz del cambio de autoridad en el municipio de Navolato, los nuevos mandos en la corporación, sin ninguna justificación le quitaron el grado de agente tercera y le fijaron el nombramiento de policía primera, con una reducción a sus ingresos mensuales.

Ante sus reclamos y juicios de amparo que interpuso, comentó que, ha sido víctima, a de amenazas y acoso laboral por parte del Comisionado de Seguridad Pública y Tránsito de Navolato, Rodolfo Castañeda Beltrán y al Coordinador Operativo, Gilberto Sánchez Martínez.