La policía confirma intencionalidad del incendio en el hotel de Marbella en el que murió un francés

·2  min de lectura

Málaga, 18 may (EFE).- La Policía ha confirmado la intencionalidad del incendio registrado el pasado 21 de agosto en el hotel Sisu de Marbella (Málaga) en el que murió un ciudadano francés y ha detectado la manipulación de dos bocas de riego del edificio y deficiencias en los sistemas de compartimentación.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, que investiga el incendio, ha acordado el levantamiento del secreto de sumario de las diligencias previas, han informado a Efe fuentes judiciales.

La Policía apunta a dos posibles móviles el ataque sufrido por el hotel, el primero de ellos un ajuste de cuentas, al haberse detectado a un grupo de ciudadanos franceses llenando de gasolina varias garrafas la misma noche del incendio en una gasolinera cercana.

El segundo móvil sería el cobro de una indemnización, ya que los actuales arrendatarios del hotel tenían una póliza de seguro de Mapfre y ya cobraron en 2017 por otro siniestro causado esa vez por un ataque con una granada de mano, 148.000 euros, además de estar su contrato de arrendamiento finalizado y estar en vías de un desahucio judicial.

Además, la Policía señala manipulaciones en dos bocas de riego y sostiene la hipótesis de que los autores del incendio, con tres focos, fueron personas con capacidad para moverse por todo el inmueble, desde la piscina o la tarima hasta el ático.

Destaca asimismo que no ha sido posible obtener ninguna imagen del inicio del fuego o de los posibles autores, y se da la circunstancia de que los focos primarios identificados por el informe de la Policía Científica se corresponden con zonas que no se encuentran cubiertas por las cámaras.

Ello indica que los autores del incendio conocían la existencia de esas áreas fuera del campo de grabación, lo que a su vez refuerza la hipótesis de que, o bien eran individuos que están o han estado vinculados al hotel, o bien han contado con ayuda de estos.

Según consta en el expediente judicial, uno de los arrendatarios del hotel ya fue detenido en 2011 por detención ilegal, robo con violencia e intimidación y lesiones, tras dar presuntamente una paliza a un empresario afincado en Marbella para cobrarse una supuesta deuda.

Por su parte, según consta en el sumario, la aseguradora Mapfre advierte de que no entienden cómo uno de sus corredores o agentes ha podido aceptar esa póliza, al no cumplir con las condiciones de viabilidad ni el perfil del cliente, las condiciones del hotel y los riesgos derivados del mismo.

A la Policía le resultó llamativo que el inquilino no abonara el alquiler desde hace años pero sí pagara puntualmente el seguro.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.