Policía Cibernética capacita a maestros de Aguascalientes

·2  min de lectura

AGUASCALIENTES, Ags., enero 5 (EL UNIVERSAL).- Más de mil maestros de educación básica fueron capacitados por la Policía Cibernética estatal sobre las formas de violencia en las clases virtuales a efecto de que apliquen medidas preventivas.

La corporación además abrió una red de comunicación por WhatsApp para proceder en los casos de violencia virtual durante el periodo escolar. Mediante el dispositivo captará los reportes de la comunidad educativa.

El titular de la SSP, Porfirio Javier Sánchez, informó que en coordinación con el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), se trabaja con el objetivo de cuidar la seguridad de los estudiantes durante el uso de las plataformas digitales por la educación a distancia.

Comentó que el programa de prevención se han impartido conferencias de concientización en 47 instituciones de educación y a mil 69 docentes.

"La Policía Cibernética estuvo orientando a padres y madres de familia, así como a los estudiantes, sobre el uso de las diversas plataformas utilizadas para la impartición de clases", agregó.

Sánchez Mendoza dijo que en los siguientes días, con la reanudación del ciclo escolar, la Policía Cibernética y el IEA retomarán las acciones en escuelas públicas y privadas con la finalidad de que los alumnos utilicen las plataformas de manera adecuada y puedan aprovechar al máximo las clases.

Aguascalientes en color amarillo

El gobernador Martín Orozco Sandoval pidió a la población hidrocálida "no echar las campanas al vuelo" por el cambio del color naranja al amarillo en el semáforo epidemiológico dispuesto por la Secretaría de Salud federal para el estado de Aguascalientes.

Dijo que en diciembre se tuvo una disminución en contagios, hospitalización y en defunciones por Covid-19, después de las medidas de restricción y cierre de negocios que se aplicaron en noviembre.

Enfatizó que no se relajarán las medidas sanitarias, por lo seguirán las restricciones en horarios y aforos.

Destacó que se debe hacer un esfuerzo en los siguientes quince días, para luego realizar un análisis encaminado a la reapertura de otras actividades.