Presentan querella por homicidio en el aniversario de las protestas de Chile

Agencia EFE
·2  min de lectura

Santiago de Chile, 23 oct (EFE).- La familia de Aníbal Villarroel, joven de 26 años que falleció en un enfrentamiento con la Policía chilena el pasado domingo en medio de manifestaciones por el primer aniversario del estallido social, presentó una querella criminal por homicidio en busca de esclarecer los hechos.

Según testimonios recogidos por la prensa local, pasadas las 23:00 horas del pasado 18 de octubre, disparos provenientes de un vehículo policial en medio de protestas en la Población La Victoria, en la zona centro-sur de Santiago de Chile, impactaron la parte superior del cuerpo del joven Aníbal, que falleció camino a un centro asistencial luego de ser atendido por vecinos del sector.

"El propósito de estas acciones penales es, además de acompañar a la familia, perseguir las responsabilidad de él o los responsables, individualizarlos, y que se aplique la máxima pena posible por este homicidio", dijo Nelson Rocco, director Jurídico del sector de la capital en la que habitaba el joven, según recogió la prensa local.

El portavoz de la familia, Rodrigo Pérez, indicó que Aníbal murió "haciendo uso legítimo de su derecho a manifestarse" y lamentó que "en Chile una persona que se manifieste no llegue a su casa y sea asesinado".

El ministro del Interior, Víctor Pérez, dijo esta semana que el caso se está investigando pero que la muerte del joven "se dio en el contexto de un baleo" al cuerpo policial de Carabineros, que se tuvo que defender".

"Cuando el ministro del Interior dice que fue un enfrentamiento, quiero que quede claro, Aníbal no portaba ningún tipo de armamento", añadió el portavoz.

El ministro dijo este viernes que "la familia tiene el legitimo derecho a presentar las acciones judiciales que estime pertinente" y que en el Gobierno están "muy atentos a la evolución de la investigación que realiza el Ministerio Público para tomar la determinación".

A pocas horas del hecho, registros audiovisuales empezaron a circular por redes sociales denunciando el actuar de la Policía chilena.

El cuerpo de Carabineros se encuentra hace varios meses en el punto de mira por ejercer represión contra la población en medio de las manifestaciones iniciadas en 2019 en protesta por la desigualdad del país, las más graves desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que dejaron al menos 30 muertos y miles de heridos.

Diversos organismos internacionales como la ONU han acusado a la institución de violaciones a los derechos humanos.

Según el Ministerio Público, hay más de 4.600 causas abiertas contra las fuerzas de seguridad, pero sólo 75 agentes han sido imputados.

Este domingo 25 de octubre se celebrará el plebiscito donde Chile decidirá si cambia o no la Constitución heredada de la dictadura, en un clima marcado por el descontento ciudadano y un estallido que, acorde a las multitudinarias concentraciones de la semana pasada, sigue activo.

(c) Agencia EFE