La Policía captura a sospechoso de desaparición de hermanos en El Salvador

·2  min de lectura

San Salvador, 6 nov (EFE).- Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) capturaron este sábado a un hombre sospechoso de la desaparición de dos hermanos, cuyo caso ha causado alarma entre los ciudadanos de El Salvador.

Se trata de los hermanos Karen y Eduardo Guerrero, cuyo paradero se desconoce desde mediados de septiembre y cuyos padres pidieron el pasado fin de semana la localización y el retorno de sus hijos.

La PNC informó de que José Alexander Martínez fue detenido por estar involucrado en el caso de desaparición de los hermanos Guerrero.

De acuerdo con la fuente policial, las víctimas contrataron un servicio de transporte privado que era conducido por el sospechoso, quien "los llevó con rumbo desconocido".

Añadió que la corporación policial continúa "realizando las indagaciones correspondientes para esclarecer este lamentable caso".

En las redes sociales se comparten diversas denuncias de personas desaparecidas, principalmente jóvenes, y diversos internautas han mostrado su preocupación por el fenómeno.

Silvia Elisondo, portavoz de la iniciativa digital Alerta Raquel, que emite avisos de personas desaparecidos en las redes sociales, dijo recientemente a Efe que en lo que va del año han emitido 172 alertas tempranas de desapariciones.

"La mayoría son de menores de edad, el promedio es de 15 a 17 años. Principalmente en la zona urbana del departamento de San Salvador (centro)", sostuvo.

La cifra de denuncias de desapariciones entre enero y abril de 2021 se dispararon aproximadamente un 112 %, respecto al mismo lapso de 2020, de acuerdo con cifras de la Fiscalía brindadas a Efe en mayo pasado.

El número de personas desaparecidas durante el 2019 superó el umbral de lo que se considera una epidemia y se colocó en una tasa de más de 48 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo al dato de las denuncias recibidas por la Fiscalía.

Israel Ticas, uno de los forenses más reconocidos en el país y que trabaja para la Fiscalía, ha señalado en diferentes ocasiones que si una persona pasa más de ocho días desaparecida existe una alta probabilidad de que haya sido asesinada y enterrada en un cementerio clandestino.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.