Policía busca sospechosos tras tiroteo que dejó cuatro muertos en Viena

Por Francois Murphy
·2  min de lectura
Un tiroteo dejó cuatro muertos en Viena
Un tiroteo dejó cuatro muertos en Viena

Por Francois Murphy

VIENA, 3 nov (Reuters) - Autoridades austriacas buscaban el martes a más sospechosos del ataque en el que al menos un hombre armado mató a cuatro personas en medio de una multitud en el corazón de Viena durante la noche.

La policía abatió a un hombre armado que llevaba un cinturón explosivo que resultó ser falso. Las autoridades lo identificaron como un yihadista convicto de 20 años y dijeron que no podían descartar la posibilidad de que otros atacantes estuvieran aún sueltos.

El canciller Sebastian Kurz se comprometió en un discurso televisado a "perseguir a los autores y a quienes están detrás de ellos".

Un anciano y una mujer, un joven transeúnte y una camarera fueron asesinados a sangre fría, y algunas de las 14 víctimas heridas estaban luchando por sus vidas, dijo Kurz.

"El ataque de ayer fue claramente un ataque terrorista islámico", agregó. "Este no es un conflicto entre cristianos y musulmanes o entre austriacos y migrantes. No, esta es una lucha entre las muchas personas que creen en la paz y los pocos (que se oponen a ella). Es una lucha entre la civilización y la barbarie".

El atacante abatido fue identificado por el ministro del Interior, Karl Nehammer, como Kujtim Fejzulai, de 20 años.

El ministerio del Interior dijo que Fejzulai, ciudadano de Austria y de Macedonia del Norte, fue condenado a 22 meses de prisión en abril de 2019 por intentar viajar a Siria para unirse al Estado Islámico, y liberado a principios de diciembre.

Nehammer dijo que Fejzulai había publicado una foto en su cuenta de Instagram antes del ataque, mostrándose con dos armas que se creía que había usado. Nadie se atribuyó inmediatamente la responsabilidad del ataque.

El gobierno anunció tres días de duelo nacional y guardó un minuto de silencio al mediodía.

La policía cerró gran parte del centro histórico de la ciudad durante la noche, instando al público a refugiarse donde estaban. Muchos buscaron amparo en bares y hoteles, mientras que el transporte público en la zona estuvo suspendido hasta la mañana.

(Reporte de Francois Murphy en Viena, Michael Shields y Silke Koltrowitz en Zúrich, Andrea Shalal en Washington; Escrito por Raju Gopalakrishnan y Kevin Liffey; Editado en español por Daniela Desantis)