La policía alemana sigue sin aclarar el motivo del ataque de Würzburgo

·2  min de lectura

Berlín, 26 jun (EFE).- El Gobierno alemán condenó este sábado el ataque del día anterior que dejó tres muertos y al menos cinco heridos graves -dos críticos- en Würzburgo (sur de Alemania) y avanzó que aún no se han aclarado los motivos del agresor.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, mostró la conmoción del Gobierno en un comunicado difundido a través de Twitter en el que subrayó que estos "hechos horribles" atentan contra toda humanidad y toda religión".

"Las investigaciones concluirán qué motivó al agresor de Würzburgo", agregó Seibert. Las autoridades apuntaron ya este viernes que el autor, un somalí de 24 años detenido tras los hechos, estaba en tratamiento psiquiátrico, pero añadieron que no se podía descartar la motivación islamista.

Sobre este punto las fuerzas de seguridad aún no han alcanzado una valoración final, explicó por su parte el ministro del Interior, Horst Seehofer, en una entrevista al dominical "Bild am Sonntag" avanzada este sábado.

"Aún no ha sido posible una valoración definitiva del móvil del suceso. Por eso no podemos por el momento descartar nada. Las investigaciones a nivel federal y regional trabajan con intensidad", aseguró Seehofer.

El suceso tuvo lugar este viernes por la tarde cuando el joven, en solitario y con un cuchillo de grandes dimensiones, comenzó a atacar a la gente por la calle sin mediar palabra.

Según la primera reconstrucción de los hechos, el atacante compró el cuchillo en un centro comercial y allí agredió a sus primeras víctimas. Los tres muertos -entre los que parece que se encuentra el padre de un menor que resultó herido- fueron hallados en el interior de este establecimiento.

El atacante salió luego a la calle donde agredió a varios transeúntes más frente a un banco y en una conocida plaza de la localidad a varios metros de allí.

Las fuerzas de seguridad acudieron al lugar de los hechos con un gran dispositivo y consiguieron detener al agresor en unos minutos, después de reducirle disparándole en un muslo.

Antes de que llegasen los agentes, varios transeúntes habían tratado de impedir que el joven atacase a más personas gritándole, amenazándole y lanzándole objetos como sillas.

El atacante fue trasladado a un hospital, donde se encuentra ingresado bajo custodia policial. Su vida no corre peligro, está consciente y ha podido ser interrogado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.