Polacos y checos acuerdan defender espacio aéreo eslovaco

·2  min de lectura
Los ministros de defensa Mariusz Blaszczak, de Polonia, derecha; y Jaroslav Nad, de Eslovaquia; sonríen tras firmar un tratado de defensa aérea en Malacky, Eslovaquia, el 27 de agosto del 2022. (AP Foto/Petr David Josek) (ASSOCIATED PRESS)

MALACKY, Eslovaquia (AP) — Polonia y Chequia firmaron el sábado un acuerdo para proteger el espacio aéreo eslovaco cuando este país retire sus viejos aviones MiG-29 de origen soviético.

El acuerdo de protección de los aliados de la OTAN se produce cuando la guerra de Rusia contra Ucrania entra en su séptimo mes. Durará hasta que Eslovaquia reciba los nuevos cazas F-16 de Estados Unidos, algo que se espera que suceda en 2024.

Según el pacto, Polonia y República Checa, nación que ahora usa la palabra Chequia como una versión abreviada de su nombre oficial, proporcionan las fuerzas necesarias para reaccionar rápidamente en caso de violaciones del espacio aéreo de Eslovaquia. Eslovaquia tiene frontera con Ucrania, país al que Rusia invadió en febrero.

El acuerdo fue firmado en una base aérea eslovaca por la ministra de Defensa de Chequia, Jana Cernochova, y sus homólogos de Polonia, Mariusz Blaszczak, y de Eslovaquia, Jaroslav Nad.

“En las inmediaciones de nuestra región donde vivimos hubo una guerra, y todos los que estamos aquí hoy tenemos experiencia con el fascismo o el comunismo, y realmente valoramos la libertad que obtuvimos después de 1989”, dijo Cernochova en una conferencia conjunta con Blaszczak y Nad.

Blaszczak dijo que, bajo el acuerdo, un par de cazas F-16 de Polonia comenzarán a patrullar el espacio aéreo de Eslovaquia a partir del 1 de septiembre. Dijo que el esfuerzo es una forma de los vecinos para “disuadir a un posible agresor”.

Eslovaquia tiene una flotilla de 11 aviones MiG-29 y el mes pasado Nad dijo que Eslovaquia podría considerar donarlos a Ucrania bajo ciertas condiciones.

A una pregunta en una conferencia de prensa conjunta sobre si los cazas pudieran ir a Ucrania, Nad respondió que Eslovaquia estaba en conversaciones con Ucrania y los aliados de la Unión Europea sobre la mejor forma de ayudar, pero agregó que aún desconoce precisamente cuál podría ser la ayuda.

Desde el comienzo de la invasión rusa el 24 de febrero, Ucrania ha instado a los aliados occidentales a que le proporcionen aviones de combate para hacer frente a la superioridad aérea de Rusia.

Polonia, Chequia y Eslovaquia pertenecen a una región que estuvo bajo control de Moscú durante los decenios de la Guerra Fría. Muchas personas en las tres naciones temen que si Rusia no es frenada en Ucrania, las renovadas ambiciones imperialistas de Moscú pudieran llevarla a sus países también.