Tras su polémico tuit por el plebiscito de Chile, Gustavo Petro subió la apuesta: “Pinochet está vivo en ciertos sectores políticos de América”

·5  min de lectura
Los presidentes de Colombia, Gustavo Petro, y Chile, Gabriel Boric, en Bogotá
Los presidentes de Colombia, Gustavo Petro, y Chile, Gabriel Boric, en Bogotá

SANTIAGO, Chile.- Chile rechazó este domingo con una aplastante mayoría el proyecto de Constitución que buscaba cambiar la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet por otra con más derechos sociales, en un duro revés para el presidente Gabriel Boric que superó las expectativas más optimistas de la oposición conservadora.

El “rechazo” se impuso con 61,88% de los votos frente al 38,1% del “apruebo”, tras escrutarse más del 99% de los sufragios, en una jornada con participación histórica de más de 13 millones de electores, de un total de 15,1 millones convocados a votar de forma obligatoria.

“Como presidente, recojo con humildad este mensaje y lo hago propio. Hay que escuchar la voz del pueblo”, dijo Boric en un mensaje por cadena nacional, y anunció el comienzo de un nuevo proceso constitucional, que deberá pasar por el Congreso.

Otro tono fue el elegido por el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien incluso antes de que hablara Boric en Chile tuiteó dos palabras que despertaron polémica en ambos países: “Revivió Pinochet”, en referencia a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que forjó la Constitución vigente, un texto enmendado desde entonces varias veces para quitarle sus aspectos más autoritarios.

“Sólo si las fuerzas democráticas y sociales se unen, será posible dejar atrás un pasado que mancha a toda América Latina y abrir las alamedas democráticas”, añadió a su mensaje el primer mandatario de izquierda de Colombia.

Esta mañana, lejos de bajar el tono de su mensaje por las críticas recibidas, redobló la apuesta. Fue en una respuesta al excandidato presidencial conservador Federico “Fico” Gutiérrez, quien había tuiteado: “Pinochet murió hace varios años. Otros quieren revivirlo como símbolo para llenar de odio a la sociedad y así justificar los supuestos ‘cambios’. En cambio, dictadores como Maduro y Ortega sí están vivos y haciendo mucho daño”.

Pinochet está vivo en ciertos sectores políticos de América, en todos aquellos que piensan que hay que eliminar físicamente a su rival. El hombre que acabó con un gobierno haciendo morir a su presidente, que mató, torturó y desapareció miles e hizo una Constitución aún vigente”, escribió Petro.

Críticas desde Chile y Colombia

El breve mensaje de Petro lanzado anoche produjo una enorme reacción tanto en Chile, desde donde le recordaron que el plebiscito constitucional tuvo récord de participación (80%) y que gran parte de los militantes del “rechazo” esperan que haya una nueva Constitución, pero distinta a la del texto aprobado por la Convención, de tinte progresista.

“El presidente Petro, de Colombia, ofende a inmensa mayoría de los chilenos al criticar nuestra decisión soberana de rechazar (con 62 %) el proyecto de nueva Constitución Política. Respete a Chile”, dijo, por ejemplo, el exministro de Relaciones Exteriores de ese país, Roberto Ampuero.

Además, le envió un mensaje a Boric, quien mantiene un buen vínculo con su par colombiano: “Presidente, su gobierno debe exigir al presidente Petro de Colombia ⁦respeto hacia la decisión soberana de los chilenos (62%) de rechazar el proyecto constitucional. Petro injuria a Chile”.

“Hay que ser ignorante y mal intencionado para decir esta insensatez. Votaron 13 millones de chilenos y el rechazo obtuvo el 62%. Es una ofensa a nuestra patria y cultura cívica señor @petrogustavo. Siendo Presidente de Colombia, de seguro no interpreta a sus conciudadanos”, dijo Mariana Aylwin quien fue ministra de Educación durante el gobierno del presidente Ricardo Lagos y es una reconocida figura de la centroizquierda de ese país.

En Colombia también generó rechazo el mensaje del mandatario.

“Habló el pueblo chileno en una bella jornada democrática. Triunfó la sensatez sobre las imposiciones ideologizadas que fracturarían para siempre una sociedad que ha alcanzado importantes logros sociales y económicos”, dijo el expresidente Iván Duque.

Pinochet está muerto. Como Franco. Lo revive el imaginario socialista para crear fantasmas y destruir la única posibilidad de ser libres: coherencia y sentido común”, dijo la senadora colombiana del Centro Democrático María Fernanda Cabal.

“Señor presidente, usted criticó al Centro Democrático por intervenir en elecciones de Estados Unidos. Yo también lo hice. Ahora ¿con qué excusa interviene usted en decisiones de Chile? La libre determinación de los Estados debe ser respetada, no criticada. Acate la decisión popular, es su deber”, lanzó, por su parte, el senador de Cambio Radical David Luna.

En este escenario, el expresidente Álvaro Uribe escribió un tuir sobre el plebiscito pero con un mensaje hacia Colombia: “Ajustes sin desbarajustes”, dijo. “Chile podría enseñar que la democracia reclama AJUSTES para la solidez de sus valores. Pero Rechaza DESBARAJUSTES que la pongan en riesgo”, añadió.

Agencia AFP y El Tiempo (GDA)