El polémico cuadro que Diego Rivera pintó para María Félix

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 13 (EL UNIVERSAL).- María Felix era una mujer cuya presencia se notaba en cualquier lugar en el que ella entraba, por lo tanto, a la diva del cine mexicano no le faltaron admiradores, quienes hacían de todo con tal de estar cerca de ella.

Uno de esos admiradores de su belleza fue el muralista mexicano Diego Rivera, quien quedó flechado por la actriz desde el momento en que la conoció. Al parecer, hizo de todo por conquistarle, pero constantemente era rechazado por "La Doña".

El muralista, creador de obras como "Epopeya del Pueblo Mexicano", llegó a pedirle matrimonio a la actriz María Félix en diversas ocasiones, pero la respuesta de la diva siempre fue "no".

Rivera estaba encaprichado con ella, así que le pidió que fuera su musa y su modelo para una pintura. La actriz aceptó y así fue como surgió el polémico cuadro titulado "Retrato de María Félix". Aquí en "De10.mx" de EL UNIVERSAL te contamos la historia.

La polémica pintura de Diego Rivera a María Félix

La pintura de María Félix fue creada en 1949 y de acuerdo con algunas versiones, la actriz quería que el muralista mexicano la inmortalizara vestida de tehuana, pero al final no fue así.

En una entrevista con Jacobo Zabludovsky, en 1994, "La Doña" señaló: "Me pintó como él quería: desnuda, porque como él estaba enamorado de mí".

En la obra, la diva de cine aparece sentada, con el cabello suelto y esponjado. Lleva un vestido largo y strapless con un escote en forma de corazón. El color el blanco, pero los efectos de las transparencias apenas si disimulaban su desnudez.

Obviamente, a la diva del cine no le gustó el resultado porque mostraba demasiada piel. Incluso, esta pintura causó un conflicto entre Félix y Rivera, pues el muralista se la pidió prestada para una exposición en el Palacio de Bellas Artes, pero "La Doña" se negó a hacerlo, lo que provocó que Rivera le dejara de hablar por más de un año.

La actriz nacida en Álamos, Sonora, contó en una ocasión que la pintura no era de su agrado ni del de su entonces marido, Alex Berger, quien le señalaba que parecía que tenía una pierna de palo y que estaba sentada en el váter.

María le pidió a un albañil que trabajaba en su casa, que interviniera la obra: "Un día había un albañil arriba y le mandé poner blanco con pintura de la casa, con unas pasadas, para tapar un poco todo aquello. Así está, le quité lo desnudo…"

Posteriormente, de acuerdo con la Fundación María Félix, la pieza fue vendida al doctor José Álvarez Amézquita, quien se convertiría en el primer dueño del retrato.

Juan Gabriel y la pintura de María Félix

Hay versiones que señalan que la actriz le regaló la pintura directamente al cantante, pero hay otras que aseguran que fue vendida al doctor Álvarez Amézquita y como Juan Gabriel deseaba tener en su poder dicha obra, accedió a vendérsela en 15 millones de pesos.

"El Divo de Juárez" tuvo esa pintura por varios años sin causar la menor curiosidad, pero tras su muerte en 2016, se dio a conocer la noticia de que la famosa obra estaba desaparecida, pues al hacer el inventario de sus bienes, nadie sabía dónde había quedado.

¿Qué pasó con la pintura de María Félix?

En 2020, se dio a conocer que el retrato que Diego Rivera había hecho a María Félix estaba en manos de un colaborador del exgobernador de Chihuahua, César Duarte. Pero, ¿cómo llegó a sus manos?

Meses antes de morir, Juan Gabriel le dio la obra a César Duarte; le pidió que se la resguardara, ya que su casa de San Miguel de Allende estaba deshabitada y no podía tener una pieza tan importante y valiosa sin los cuidados necesarios.

Guillermo Pous, abogado de la familia del cantante, indicó que tuvieron una reunión con Duarte, quien admitió que él tenía el cuadro y aceptó devolverlo, pero tras la desaparición del exmandatario y su detención por peculado, la obra pasó a manos de uno de sus colaboradores, quien se negó a entregarla.

Aunque no existe un avalúo formal, el precio de la pintura que Diego Rivera le hizo a María Félix, podría oscilar entre los 6 y 7 millones de dólares.