Polémico cantante negó ser amigo del presidente de Perú para llegar al Estado

Agencia EFE

Lima, 12 jun (EFE).- El polémico cantante Richard Cisneros, conocido como Richard Swing, negó tener alguna relación de amistad con el presidente de Perú, Martín Vizcarra, al responder ante una comisión del Congreso sobre los motivos para llegar a contratar con el Estado por más de 50.000 dólares desde 2016.

Los contratos de Cisneros en el Ministerio de Cultura, incluso en plena pandemia por la COVID-19, abarcaron charlas motivacionales, actuaciones y asesorías para darle uso a los ambientes artísticos del ministerio, según explicó durante una presentación ante la Comisión de Fiscalización del Parlamento.

"Se ha dicho tanto de mí. Aquí estoy, dando la cara. Soy el doctor honoris causa Richard Cisneros Carballido y hoy van a saber de mí", anunció el artista ante el presidente de la comisión de Fiscalización, Edgar Alarcón.

Una denuncia periodística reveló que el cantante no cuenta con el respaldo académico y profesional para contratar con el Estado y que mas bien su vínculo con el poder procedía de la campaña electoral en la que conoció a Vizcarra, como candidato a la vicepresidencia en la fórmula que erigió a Pedro Pablo Kuczynski como presidente de la República en 2016.

"Yo no tengo ningún tipo de relación con el presidente Vizcarra y después de la campaña, lamentablemente, no tuve ninguna comunicación con él", dijo Cisneros al responder a una pregunta de los legisladores, que siguieron su presentación de forma virtual.

El jefe de Estado también admitió, semanas atrás, que conoció a Cisneros en la campaña electoral y que presumía que de esa forma llegó a colocarse en el ministerio.

Asimismo, el cantante negó tener algún vinculo de amistad con el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, y con el exministro de Cultura Salvador del Solar, con quienes se reunió en sus despachos para presentar sus proyectos de asesoría.

"No lo conozco y no tengo ningún tipo de relación de amistad ni nada por el estilo con él. No tengo ningún tipo de relación con el entorno cercano al presidente Martín Vizcarra", afirmó Cisneros al ser consultado sobre el actual primer ministro.

En su lugar, el investigado dijo que quien lo introdujo en la campaña electoral de Kuczynski fue la empresaria Susana de la Puente, cercana colaboradora del exmandatario, para participar en las actividades musicales, y que visitó el Palacio de Gobierno en 2017.

Gran parte de su presentación ante el Parlamento, el cantante respondió a las críticas por no contar con un título profesional como requisito para contratar con el Estado, aunque aseguró haber recibido un honoris causa de una entidad mexicana.

"¿Cómo se sentiría Picasso, Da Vinci o Juan Gabriel si fuera convocado al Ministerio de Cultura? No podrían trabajar. Pero para ser congresista se necesita ser mayor de 25 años y peruano de nacimiento", respondió Cisneros a los legisladores.

Los contratos que el cantante tenía con el Estado fueron anulados tras la denuncia, bajo investigación de la Fiscalía, y significaron también la renuncia de la exministra de Cultura Sonia Guillén, un hecho del que Cisneros se jactó de haber provocado por la supuesta actitud "atrevida" de la exfuncionaria.

Horas antes, la misma Guillén declaró también ante la comisión de Fiscalización que si hubiera dependido de ella hacer una evaluación del trabajo de Cisneros "no lo contrataría".

Agregó que le llamó la atención que esta persona firme como "doctor honoris causa" porque sabía que "ese grado no existe y constituía un hecho irregular".

(c) Agencia EFE