Polémica en Sudáfrica por la llegada del yate de un multimillonario ruso

AP

Ciudad del Cabo acogerá pronto el yate de Alexéi Mordachov, multimillonario ruso objeto de sanciones internacionales. Se espera que el yate de lujo llegue en torno al 9 de noviembre, pero no sin polémica, puesto que la Alcaldía está dirigida por el partido opositor Alianza Democrática, que apoya a Ucrania, mientras que el gobierno sudafricano sigue mostrando su neutralidad.

Con nuestro corresponsal en Johannesburgo, Romain Chanson.

"En nuestra ciudad, no hay lugar para los cómplices de guerra de Putin", dijo Geordin Hill-Lewis, el alcalde de Ciudad del Cabo, en un tuit. Escribió a Naledi Pandor, ministra de Relaciones Internacionales, pidiéndole que bloquee el acceso al yate "Nord", de 142 metros de eslora, cuyo precio es exorbitante: 500 millones de dólares.

Pertenece a Alexéi Mordachov, el tercer hombre más rico de Rusia. Tras la invasión de Ucrania, este empresario fue sancionado por la Unión Europea, Estados Unidos y el Reino Unido. Pero estas sanciones no son vinculantes, dijo el portavoz de la presidencia sudafricana.

Posición de neutralidad

Pretoria defiende una posición de neutralidad en el conflicto entre Rusia y Ucrania, con un pequeño sesgo hacia Moscú, que es un viejo aliado del Congreso Nacional Africano (ANC), el partido en el poder.

Esta amistad es denunciada por la Alianza Democrática (DA), el principal partido de la oposición. Al comienzo de la guerra, el ayuntamiento de Ciudad del Cabo se iluminó con los colores ucranianos para simbolizar su apoyo.

Su alcalde está ahora preocupado por la reputación de Sudáfrica. El país, ya conocido por su laxitud frente al blanqueo de dinero y la corrupción, sería ahora un refugio para la gente sancionada.


Leer más sobre RFI