Polémica: el pequeño pueblo que blindó dos lagos por el coronavirus

Ana Tronfi
·3  min de lectura

COMODORO RIVADAVIA.- Un pequeño poblado de 1600 habitantes blindó sus fronteras y, pese al levantamiento de las restricciones para el turismo entre comarcas, impide en nombre del coronavirus el paso de turistas hacia los lagos La Plata y Fontana, dos reconocidos atractivos para el camping y la pesca en la zona.

Alto Rio Senguer habilitó un permiso municipal e impide que personas provenientes de la cordillerana localidad de Esquel o desde la costera Comodoro Rivadavia o Rawson y Trelew, puedan ingresar a los lagos sin realizar una cuarentena de 14 días. La medida, que despertó una fuerte polémica en esta provincia, incluye a los dos lagos que están dentro del ejido de Senguer, pese a que la extensión geográfica vuelve allí casi natural el distanciamiento social.

Paola González, referente institucional dentro del Comité de Crisis de Alto Rio Senguer, aseguró que la medida surgió luego de que "el Área Programática de Esquel declaró a esa localidad como zona de transmisión comunitaria del virus. Esperamos al sábado que salió el último parte y decidimos tomar medidas". Agregó que "se realizó una reunión y decidimos que aquellos que vengan de Esquel deben realizar el aislamiento".

Preocupado por el rebrote del coronavirus, el Gobierno evalúa cerrar las fronteras

La lista de los que no pueden ingresar sin realizar cuarentena incluye a aquellos que provengan de las principales localidades de Chubut, tales como Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Puerto Madryn y Trelew, entre otros. La funcionaria sostuvo que "hay muchas personas que ya están por terminar el aislamiento. El que sea recuperado de Covid-19 puede ingresar solo si está dentro del período de inmunidad.Tenemos controles permanentes y vamos viendo quiénes van ingresando".

Los lagos "no están habilitados para personas que vengan de zonas de riesgo. La cuarentena debe hacerse en el pueblo y no en los lagos porque allá no podemos ejercer controles. Recién después de los 14 días podrían iniciar su visita", explicó.

Restricciones

Las restricciones dispuestas por el municipio van a contramano de la habilitación del turismo dentro de Chubut que, dividida en comarcas, mantiene abierta la circulación dentro de su territorio. Según resolvió el Comité de Crisis de esa localidad cordillerana, se pide una cuarentena de 14 días para poder visitar la zona de lagos, pese a que no es necesario pasar por el pueblo para visitar este atractivo.

Los lagos La Plata y Fontana están sobre el límite con Chile, son uno de los destinos preferidos de la región y, por su extensión, costaneras, ubicación y amplitud, constituyen un claro sitio natural de distanciamiento social por lo que no deberían valerle las generales de la ley que impera en Alto Río Senguer, cuyo ejido los alcanza.

El intendente Miguel López Gutiérrez justificó la vigencia de las restricciones y el emplazamiento de la cuarentena estricta pese a la mejora en la situación sanitaria local, provincial y nacional en el cuidado de la población local. De la misma forma, admitió que la determinación genera inconvenientes, e incluso recibió muchas acusaciones públicas por redes sociales y menciones periodísticas. "Sabemos que quedamos en el centro de la tormenta tomando una medida como municipio", resaltó.

"No me aparto de las decisiones del comité de crisis. Hasta ahora nos cuidamos y tenemos que seguir en ese camino", resaltó en una nota con Radio Nacional para justificar las medidas que imperan en la zona.

Ambos lagos constituyen un escenario natural ubicado dentro del ejido municipal de la localidad de Alto Río Senguer. Las aguas del lago La Plata y Fontana le dan vida al río homónimo, y es la puerta de ingreso al único Parque Protegido Municipal de la Patagonia, que se llama Shoonem, que significa Huemul, ciervo que se encuentra en riesgo de extinción.