El primer ministro paquistaní acusa a Europa de ridiculizar el islam

Agencia EFE
·2  min de lectura

Islamabad, 28 oct (EFE).- El primer ministro paquistaní, Imran Khan, acusó este miércoles a Europa de atacar y ridiculizar el islam, en un carta dirigida a otros mandatarios musulmanes en la que les pide que levanten sus voces contra la islamofobia, a raíz de la polémica defensa de las caricaturas del profeta Mahoma realizada recientemente por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

"Hoy nos enfrentamos a una creciente preocupación en nuestra comunidad musulmana global ante el aumento de la ola de islamofobia y ataques a través de la ridiculización de nuestro amado profeta en el mundo occidental, especialmente en Europa", afirmó Khan en la misiva.

El mandatario aseguró que líderes europeos están profanando el Corán, se están cerrando mezquitas y se prohíbe a las mujeres musulmanas usar velos.

"Musulmanes reaccionan con acciones dolorosas al ver su fe y su amado profeta atacado", indicó Khan, en una aparente referencia a la decapitación de un profesor francés por un joven yihadista checheno por haber mostrado a sus alumnos las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma en una clase sobre la libertad de expresión.

Khan llamó a sus homólogos islámicos a explicar a los líderes no musulmanes, especialmente de los países occidentales, el amor que todos lo musulmanes sienten por su libro sagrado, el Corán, y por Mahoma.

"Debemos explicar al mundo occidental que los sistemas de valores difieren en diferentes grupos sociales, religiosos y étnicos en el mundo", afirmó el mandatario, que puso como ejemplo la prohibición de cuestionar el Holocausto.

"En los países occidentales tiene que haber un entendimiento para dar un respeto similar a los musulmanes, que han visto a su gente asesinada en masa desde Bosnia, Irak, Afganistán o a la Cachemira ilegalmente ocupada por la India".

Khan ya acusó el pasado domingo al presidente francés, Emmanuel Macron, de "atacar y herir los sentimientos de millones de musulmanes en Europa y en todo el mundo" por alentar la publicación de las caricaturas de Mahoma.

Además, pidió al consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, que prohíba los contenidos islamófobos en la red social, al advertir de que esas publicaciones radicalizarán a musulmanes.

Macron anunció la semana pasada una serie de medidas contra el islamismo radical tras la decapitación del profesor, que han provocado la ira en muchos países musulmanes.

(c) Agencia EFE