Polémica en México por acusación de exministro sobre datos de coronavirus

Agencia EFE

México, 7 may (EFE).- El exministro de Salud de México José Narro responsabilizó a las autoridades del subregistro en los casos de COVID-19, llegando a una confrontación con el subsecretario Hugo López-Gatell, la cara visible del Gobierno en la lucha contra la pandemia.

Narro, titular de Salud durante una parte del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), puso en duda el trabajo de López-Gatell ante la pandemia del coronavirus en México.

López-Gatell sostuvo esta semana que la curva de contagios en el país "se ha aplanado" y ante ello las autoridades se muestran convencidas de que lograrán evitar la saturación hospitalaria, su principal objetivo.

"Con los datos de López-Gatell, llegar a los primeros 6.500 casos positivos de COVID-19 (en México) nos tomó 49 días. Alcanzar los segundos llevó 8 días. Acumular los terceros solo 6 días. Los 6.500 casos más recientes únicamente 5 días. ¿De verdad aplanamos la curva?", afirmó Narro en respuesta.

En la conferencia sobre el COVID-19 del miércoles, López-Gatell fue cuestionado sobre el apunte de Narro, de quien dijo respetaba su opinión y recordó que fue rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, secretario de Salud y candidato a dirigir el Partido Revolucionario Institucional (PRI). "Me parece un individuo respetable", dijo.

Luego, López-Gatell aprovechó una pregunta sobre la infraestructura hospitalaria en México para responder a Narro y cuestionar la labor del anterior Gobierno.

"Por ejemplo 307 hospitales quedaron abandonados, ahorita me acordé del doctor Narro. 307 hospitales quedaron abandonados en la Administración inmediata anterior, por distintas razones", dijo López-Gatell.

A inicios de este año, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que al realizar un recuento sobre infraestructura hospitalaria detectaron que unos 300 hospitales quedaron abandonados en las pasadas administraciones tanto por falta de equipamiento, de personal o de terminación de obras.

Este jueves, en entrevista con la radiodifusora Radio Fórmula, Narro continuó con la polémica y dijo que la cifra real de casos confirmados de COVID-19 está "bastante más lejos" de los 27.634 registrados al momento y añadió que son "cientos de miles de casos".

"Aquí nadie quiere que esto esté mal, estoy seguro que todos queremos que esta pesadilla que se llama COVID-19 ya termine, pero queremos tener la verdad, queremos tener datos que puedan ser validados", indicó.

Además, el exrector de la UNAM criticó que no se hicieron las pruebas suficientes en México.

"Si se hubieran hecho pruebas como recomendó la OMS" sabríamos qué está pasando, "tendríamos que haber salido a buscar los casos y detener la onda de contagio, y no lo hicimos y no tenemos una imagen real del problema", apuntó Narro.

Dijo que el método centinela, basado en hacer test a unos casos concretos y calcular el potencial alcance de la enfermedad, "no es inconveniente, pero no es el adecuado" y "no se debe generar faltas expectativas".

México registra al momento hasta 2.704 decesos y 27.634 casos confirmados de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, que comenzó en el país a finales de febrero.

Las autoridades estiman que esta es la semana más crítica de la pandemia en México, cuando se registrará el pico máximo de contagios.

(c) Agencia EFE