Polémica por doctor que vacuna a su familia en México

por DIEGO DELGADO
·3  min de lectura
Un trabajador de salud extrae una dosis de la vacuna contra COVID-19 en la base militar de Querétaro, México, el jueves 24 de diciembre de 2020. Los primeros lotes de vacunas producidas por Pfizer y su socio alemán, BioNTech llegaron a México el día anterior. (AP Foto/Ginnette Riquelme)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Autoridades mexicanas investigan a un director de hospital que se saltó las normas vigentes en el proceso de vacunación contra COVID-19 y logró que inmunizaran a dos miembros de su familia aunque el fármaco, muy escaso todavía en México, de momento sólo se aplica a trabajadores de la salud.

El suceso, que tuvo lugar en el Estado de México, generó polémica y fue condenado el miércoles por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien calificó de “inmoral” que el doctor usara su influencia para vacunar a quien no correspondía y dijo que había que "castigar esta irregularidad, este abuso".

No está claro si el doctor estaba entre la lista de los prioritarios en vacunar -que son aquellos que trabajan directamente con contagiados con el coronavirus- pero su familia claramente no lo era.

La secretaría de salud del Estado de México indicó en un comunicado que sancionará al director del centro médico y que “reforzará el filtro de registro de candidatos a recibir la vacuna, con la finalidad de evitar que estas prácticas se repitan”.

Expertos han expresado su preocupación ante la posibilidad de que robos, actos de corrupción o la falsificación de fármacos pueda afectar el proceso de vacunación en el país.

En este caso, aunque el ejército estaba a cargo del lugar, parece que hubo un error en el sistema de citas para aplicar la dosis, que tiene que usarse rápidamente después de que es descongelada.

México ha recibido unas 53.000 vacunas de la farmacéutica Pfizer, el único fármaco que cuenta con autorización para su uso masivo en el país. Tiene previsto recibir un total de 1,4 millones de dosis hasta finales de enero de 2021 aunque, además, están en marcha varios procesos paralelos para autorizar y comprar otras vacunas.

Hasta el momento, el gobierno de México es quien controla todo el proceso que prioriza a los trabajadores de la salud y luego irá inmunizando a la población en general, de los más ancianos a los de menos edad.

Dada la complejidad para el transporte de este primer fármaco, el presidente encargó a las fuerzas armadas su distribución.

El ejército ha tenido un papel creciente en los dos años de administración de López Obrador y, además de las labores de seguridad, cultiva viveros, reparte ayuda, gestiona hospitales y es el encargado de construir algunos de los proyectos de infraestructura más grandes de este gobierno.

En la principal base militar de Ciudad de México, la mayor Alicia Juana Cornelio Mateos explicaba el miércoles que en ese enclave se vacuna a las personas enlistadas en un documento que les hacen llegar las autoridades civiles. No obstante, asegura que llega gente sin cita a la que tienen que decir que no.

Cornelio Mateos consideró que hay mucha expectativa por la contingencia que se vive actualmente en la Ciudad de México, donde los hospitales ya están al 89% de su capacidad. "Eso causa temor, causa miedo", dijo.

Sin embargo, garantizó que el ejército está actuando con imparcialidad y aseguró que los únicos militares en el lugar el miércoles eran los de seguridad y los que estaban vacunando a otros trabajadores de la salud. “Aquí no hay ninguna preferencia”, afirmó.

México tiene confirmados más de 1,4 millones de contagiados y al menos han fallecido por COVID-19 unas 124.000 personas. La capital y el Estado de México, la región que la rodea, concentran más de 463.000 casos.