Polémica por las declaraciones transfóbicas del productor británico Cameron Mackintosh

El productor Cameron Mackintosh
Neilson Barnard

Tres semanas atrás el famoso productor del West End londinense, Cameron Mackintosh –responsable de musicales tales como Mary Poppins, Los Miserables, El fantasma de la ópera, Hamilton, en una entrevista al diario inglés The Telegraph disparó una polémica que impone un punto de inflexión. El productor que, además, es dueño de siete teatros del West End se posicionó en contra de otorgarles papeles en musicales a artistas transgénero porque “ sería una forma de alterar la historial principal, de dañar los espectáculos clásicos... Se está tratando de forzar algo que no es natural ”, habría sentenciado en un discurso absolutamente transfóbico.

En esta misma entrevista aseguró que no estaría de acuerdo en otorgarle el papel protagónico de Mary Poppins a un artista trans porque la historia original “no se trata de eso”. En cambio, consideró viable la idea de que las nuevas generaciones de autores de musicales incorporasen papeles pensados para ellos.

El revuelo, por supuesto, no tardó en llegar y en estas últimas horas, en su cuenta de Instagram, la actriz norteamericana Alexandra Billings, la segunda mujer abiertamente transgénero que interpretó a un personaje trans en televisión, conocida actualmente por su personaje en la serie de Amazon Transparent, contestó fuertemente a los dichos de Mackintosh afirmando que ella es parte de estas historias porque lo es del tejido humano “y nadie tiene derecho a quitarme eso”. Asegura que no necesita que el productor les haga lugar. “Crearemos ese espacio con o sin su consentimiento. Y por favor, intentá recordar que las personas trans han estado en el teatro tanto tiempo como ha habido teatro. Hemos interpretado estos papeles musicales en el teatro durante siglos. La única diferencia es que ahora nos estamos volviendo visibles. Y eso da miedo. Eso es perturbador. Se trata de vos y tu miedo y el miedo de muchos otros, pero no se trata de la comunidad trans”, rebatió con firmeza.

El productor londinense que, por estos días, se mostró feliz al decir que “luego de 18 meses de teatros cerrados es emocionante ver reabrir el West End con todas sus principales producciones y dar la bienvenida de nuevo a las audiencias que han apoyado tanto a nuestra industria” porque el 25 de septiembre comenzarán las funciones de Los miserables, en el Sondheim Theatre, deja la polémica encendida y no tardarán en llegar más y más respuestas a este comentario tan fuera de tiempo.

Mary Poppins y el deshollinador
Mary Poppins y el deshollinador


El clásico musical Mary Poppins, en Londres

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.