La polémica entre Brasil y China por el coronavirus se envenena

1 / 2

El presiente brasileño Jair Bolsonaro (I) y el embajador de China en Brasil, Yang Wanming, partidicpan de una reunión diplomática en el Palacio Planalto, el 8 de marzo de 2019 en Brasilia

El presiente brasileño Jair Bolsonaro (I) y el embajador de China en Brasil, Yang Wanming, partidicpan de una reunión diplomática en el Palacio Planalto, el 8 de marzo de 2019 en Brasilia (AFP | Sergio LIMA)

Brasil pidió el jueves una "retractación" del embajador chino en el país por publicaciones "ofensivas" contra el presidente Jair Bolsonaro, en medio de una polémica que comenzó cuando el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario, culpó al gigante asiático de la pandemia del nuevo coronavirus.

Eduardo Bolsonaro, vinculado a grupos de la ultraderecha mundial, acusó el miércoles por la noche a China de haber ocultado información vital sobre el covid-19 y comparó esa actitud con la de las autoridades soviéticas en el desastre nuclear de Chernóbil en 1986.

"Más de una vez la dictadura prefirió esconder algo grave a exponerlo sufriendo un desgaste, pero que salvaría innumerables vidas", escribió en Twitter Eduardo Bolsonaro.

"La culpa [de la pandemia] es de China y la libertad de expresión sería la solución", prosiguió.

China, primer socio comercial de Brasil y gran inversor en el país sudamericano, no tardó en replicar.

"Sus palabras son sumamente irresponsables y nos suenan familiares. No dejan de ser una imitación de sus queridos amigos. Al volver de Miami, contrajo, desafortunadamente, un virus mental, que está infectando las amistades entre nuestros pueblos", indicó en la red social la embajada china en Brasilia.

"La parte china repudia con vehemencia sus palabras y exige que las retire de inmediato y pida disculpas al pueblo chino", tuiteó el embajador chino Yang Wanming.

Eduardo Bolsonaro formaba parte de la comitiva que acompañó a su padre a Miami, del 7 al 10 de marzo, durante la cual el presidente brasileño se reunió con Donald Trump, quien irritó recientemente a Pekín al calificar al covid-19 de "virus chino".

El embajador chino retuiteó luego un mensaje de otro internauta, que calificaba a la familia Bolsonaro de "gran veneno de Brasil", según capturas de pantalla de la prensa brasileña, dado que el post fue retirado.

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, respondió este jueves con un comunicado publicado en sus redes sociales.

Araújo sostuvo que las declaraciones de Eduardo Bolsonaro "no reflejan la posición del gobierno brasileño", pero consideró "inaceptable que el embajador de China respalde o comparta un post ofensivo para el jefe de estado de Brasil y para sus electores".

"Ya le he comunicado al embajador de China la insatisfacción del gobierno brasileño con su comportamiento. Tenemos la expectativa de una retractación, por el retuiteo ofensivo hacia el jefe de estado", agregó.

"Conversaré con el diputado Eduardo Bolsonaro y con el embajador de China, procurando promover un entendimiento recíproco", concluyó el canciller.