Pok ta pok, el milenario deporte maya que entrenan niños de Yucatán

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 25 (EL UNIVERSAL).- Aunque resulte difícil creerlo, aún hay personas que continúan al paso del tiempo, las prácticas y enseñanzas heredadas de los mayas, como es el caso del maestro, Carlos Chi Bacab, entrenador de Pok ta pok (juego de pelota), disciplina ancestral de los antiguos mayas, quien se ha encargado de mantener vivo este proyecto entre la comunidad de esta población del municipio de Yaxcabá ubicado en el oriente del estado de Yucatán.

"Todo empezó únicamente como una curiosidad que tuvieron los muchachos. Yo les comenté que nos dieron esta oportunidad de poder practicar este juego de pelota y vieron que era algo nuevo para ellos", relató acerca de cómo decidieron retomar esa práctica de sus antepasados.

Este juego de pelota emplea el uso de la cadera para tirar una pelota de caucho de aproximadamente 4 kilogramos de peso, por lo cual requiere de una condición física considerable para quién o quiénes lo practican.

El maestro Chi Bacab comentó que este "deporte" comenzó a practicarse entre los niños, quienes empezaron a entrenar la técnica de golpeo y, sobre todo, a conocer la historia de este juego milenario que se practicaba en ciudades que hoy son sitios arqueológicos emblemáticos de la cultura maya como Chichén Itzá, Uxmal, Ek Balam, entre otros.

"No es nada más que quieras llegar y empezar a jugar. Es la práctica, la agilidad, la fuerza, y obvio, la destreza. No cualquiera lo trabaja, pero estos chicos han mostrado su gusto y compromiso con ello", dijo el entrenador Carlos.

El entrenador señaló que esta disciplina ha tenido importantes logros, pues ha participado en una copa peninsular del área. Además, han representado a México de manera internacional, y han logrado varios reconocimientos.

"El futuro de esta liga de Pok ta pok es seguir promoviendo el deporte y participar en más y más competencias lo que a la vez permitirá a las presentes y futuras generaciones, no olvidar "nuestras raíces mayas, lo que nos heredaron nuestros ancestros", afirmó.