Así podrás ir a La Nueva Viga a comprar mariscos ante Covid

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 26 (EL UNIVERSAL).- Al dar a conocer que la Ciudad de México sigue otra semana, del 29 de marzo al 4 de abril, en semáforo epidemiológico naranja "sin bajar la guardia", autoridades capitalinas anunciaron un operativo por Semana Semana Santa en La Nueva Viga.

Fadlala Akabani, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, informó que el objetivo del operativo es garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias en beneficio de visitantes y negocios del mercado que ofrece productos del mar.

Akabani precisó que en Semana Santa se espera un incremento de 60% de visitantes; entre 15 y 20 mil personas.

Acceso peatonal

Para adquirir pescados y mariscos, las autoridades capitalinas exhortaron a que una sóla personas por familia acuda a realizar las compras.

Asimismo, para un control de acceso peatonal, se tendrá que pasar por filtros sanitarios, ubicados en Eje 6, Avenida Aztecas y acceso desde la Central de Abasto para regular aforo, evitar concentraciones y garantizar el uso de cubrebocas.

El acceso estará restringido a niños, adultos mayores y familias completas, además que habrá reordenamiento de ambulantes, dentro y fuera de las instalaciones. Se distribuirán 100 litros de gel antibacterial y 11 mil cubrebocas para locatarios y visitantes.

Habrá un módulo de atención al consumidor para reportar alzas injustificadas en los precios y mal estados de los productos. También se contará con un módulo de atención médica, con ambulancias para emergencias.

Control de acceso vehicular

Se cancela el sentido reversible de Eje 6 y habrá un cierre vial sobre Avenida Aztecas para evitar aglomeración de vehículos, agilizar la entrada y evitar los andenes de la CETRAM.

El máximo es de dos personas por automóvil.

El operativo comienza el 30 de marzo y termina el viernes 2 de abril, de 06:00 horas al mediodía. Además incluye la instalación de un centro de mando para reportar irregularidades, supervisar medidas sanitarias de comerciantes y el buen funcionamiento administrativo de los locales.

Akabani refirió que en La Nueva Viga hay un módulo de pruebas rápidas con muy poco porcentaje de casos positivos. Agregó que se analiza instalar un macro módulo para que vecinos del mercado tradicional se hagan pruebas.