Todo el poder para Xi Jinping: se allana el camino para que acceda a un tercer mandato

·6  min de lectura
Si Xi Jinping reclama su segunda renovación como líder del partido, como se espera que suceda en 2022, se rompería el patrón de permanencia en el poder durante dos mandatos
Huang Jingwen

PEKÍN.- Los dirigentes del partido oficialista chino –el Partido Comunista de China (PCC)– comenzaron hoy a preparar el terreno para que el presidente, Xi Jinping, prolongue su mandato el próximo año: elogiaron su papel en el ascenso del país como potencia económica y estratégica, y aprobaron una resolución sobre la historia del movimiento político en la que se afianza el legado del mandatario.

Si el presidente de China –que está en el poder desde 2013– reclama su segunda renovación como líder del partido, como se espera que suceda en 2022, se rompería el patrón de permanencia en el poder durante dos mandatos, algo a lo que Xi Jinping ya se había adelantado en 2018, cuando eliminó el límite de años de presidencia y abrió el camino para que el país asiático sea dirigido por una misma persona indefinidamente. No hay ningún líder rival o heredero aparente a la vista.

Hasta entonces, un límite de diez años ponía techo a la permanencia del PCC en el Gobierno. Los oficialistas justificaron la extensión indefinida del plazo al indicar que podrían necesitar más tiempo para asegurarse de que se cumplieran sus medidas económicas y reformas.

Un gran retrato del presidente de China, Xi Jinping, fue exhibido durante un desfile por el 70mo aniversario de la fundación del Partido Comunista Chino en julio, en Pekín
Un gran retrato del presidente de China, Xi Jinping, fue exhibido durante un desfile por el 70mo aniversario de la fundación del Partido Comunista Chino en julio, en Pekín


Un gran retrato del presidente de China, Xi Jinping, fue exhibido durante un desfile por el 70mo aniversario de la fundación del Partido Comunista Chino en julio, en Pekín

La reciente glorificación de los logros de Xi Jinping podría ayudar a protegerlo contra cualquier desafío a su historial, y seguramente se convertirá en el foco de una intensa campaña de propaganda, así como de sesiones de adoctrinamiento para los funcionarios del partido.

Con efusión, los miembros del Comité Central declararon que la ideología del presidente de China es la “esencia de la cultura” del país y lo calificaron como “vital” para el “rejuvenecimiento de la nación”. El comunicado se conoció al culminar el sexto plenario del comité –integrado por un grupo de alrededor de 370 miembros que elige a sus nuevos líderes cada cinco años–, el cual se celebraba desde el lunes, a puertas cerradas, en Pekín.

La resolución del liderazgo del partido es apenas la tercera desde su fundación, hace 100 años. Solo hubo un documento en 1945 sobre Mao Zedong, el primer líder del gobierno comunista, y otro sobre Deng Xiaoping, en la década de 1980, quien impulsó reformas que permitieron posicionar al país como una potencia económica. La decisión del PCC de hacer lo mismo con Xi Jinping ha sido considerada ampliamente como una elevación simbólica de su estatus.

En el extenso informe, los dirigentes pidieron defender “la visión correcta de la historia del partido”, según indicaron en la agencia oficial Xinhua, agregando que el PCC “ha escrito la más magnífica épica en los miles de años de historia de la nación china”.

¿En qué consiste el plenario del Comité Central?

La reunión del Comité Central del Partido Comunista es un acontecimiento importante en la política china. El Comité Central reúne a la élite del partido: unos 200 funcionarios centrales y provinciales con derecho a voto en sus decisiones, y unos 170 miembros “suplentes” sin voto. El comité suele reunirse una vez al año para fijar la dirección de la política y las políticas.

Los plenos anteriores han inaugurado cambios importantes. Una reunión del Comité Central en 1978 puso a China en la senda de las reformas de mercado. Otro, en 2013, aprobó un plan de reformas económicas y sociales de Xi Jinping. Y otro, en 2019, puso en marcha los preparativos para la drástica ley de seguridad nacional de Hong Kong.

China celebró este año el centenario del Partido Comunista
GETTY IMAGES


China celebró este año el centenario del Partido Comunista (GETTY IMAGES/)

La reunión de cuatro días del Comité Central –la cual se realiza a puertas cerradas– sienta las bases para un congreso del partido que se celebrará una vez cada cinco años desde 2022 y que aprobará una nueva línea de liderazgo para China.

El plenario de este año allana el camino para el XX congreso del PCC, en el que se espera que Xi Jinping asuma un tercer período al frente del gobierno, hecho que lo convertiría en el líder más poderoso de China, desde Mao Zedong.

Mao y sus partidarios habían introducido la primera resolución del partido sobre la historia, en 1945, para consolidar su autoridad y condenar a sus antiguos rivales tras años de conflicto interno. Esa resolución fue un paso importante en el establecimiento del “Pensamiento Mao Zedong”, el conjunto de creencias rectoras del partido que llevó al poder en toda China en 1949, y, desde entonces, para el comunismo chino se ha vuelto importante recurrir a su historia.

El poder de Xi Jinping

La decisión de situar a Xi Jinping entre los gigantes históricos del país refuerza el argumento de que es el único líder capaz de conducir a China hacia el estatus de superpotencia en tiempos inciertos.

China sorteó relativamente bien la pandemia de Covid-19, pero se enfrenta a los riesgos económicos de las empresas endeudadas y las presiones sociales de los gobiernos locales a medida que su población envejece, y a la creciente desconfianza de Estados Unidos y otros países occidentales.

Sorprendentemente, pese a las diferencias, Pekín y Washington anunciaron un acuerdo climático en la COP26 de Glasgow, lo que pareció aliviar las fuertes tensiones entre las dos potencias. Se espera próximamente una reunión entre los presidentes de China y Estados Unidos por videoconferencia.

Sin embargo, en paralelo, Xi Jinping advirtió que existen tensiones “de la época de la Guerra Fría” con la región del Asia-Pacífico.

“Los intentos de trazar barreras ideológicas o formar pequeños círculos en base a la geopolítica están condenados al fracaso”, dijo el mandatario, en una conferencia empresarial virtual paralela a la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico organizada por Nueva Zelanda.

Xi Jinping y Joe Biden, cuando fue Secretario de Estado de Barack Obama, durante un encuentro en 2013; el ahora presidente de EE.UU. firmó con el líder comunista un acuerdo de cooperación climática en el marco de la COP26
Reuters


Xi Jinping y Joe Biden, cuando fue Secretario de Estado de Barack Obama, durante un encuentro en 2013; el ahora presidente de EE.UU. firmó con el líder comunista un acuerdo de cooperación climática en el marco de la COP26 (Reuters /)

El actual gobierno chino ha estado marcado por la guerra contra la corrupción, políticas represivas en las regiones de Xingjiang, Tíbet y Hong Kong, y un abordaje cada vez más asertivo de las relaciones internacionales.

También, creó un culto al liderazgo que aplastó las críticas al Presidente, erradicó a sus rivales e introdujo su propia teoría política a estudiantes de escuela y colegio.

Bajo este contexto, según calificaciones de la agencia Xinhua de esta semana, Xi Jinping es “sin duda la figura central en trazar el curso de la historia”.

Agencias AP, AFP y Reuters, y The New York Times

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.