En pleno invierno, miles de europeos se metieron en el agua más fría para celebrar el nuevo año

Mientras unas 10,000 personas corrían por la arena y entraban en la playa de Scheveningen, en Países Bajos, otros saltaban al río Tíber, que atraviesa Roma, la capital de Italia. Pero en otros puntos del mapa europeo también se siguió esta tradición.