Con playoffs en la mira, Cowboys buscan arreglar su ofensiva

·2  min de lectura
El ala cerrada de los Cowboys de Dallas, Dalton Schultz (86), es derribado por Logan Ryan (23), safety de los Giants de Nueva York, durante el segundo cuarto del partido de la NFL, el domingo 19 de diciembre de 2021, en East Rutherford, N.J. (AP Foto/Seth Wenig) (ASSOCIATED PRESS)

La única forma en que los Cowboys de Dallas puedan asegurar el título del Este de la Conferencia Nacional en lo que queda de la semana 15 es con un empate entre Washington y Filadelfia.

Con los playoffs y el título de la división prácticamente amarrados, los últimos tres partidos de la temporada regular se usarán en intentar resolver el misterio de una ofensiva que se congeló.

Los Cowboys (10-4) no están fuera de la carrera por el primer lugar de la NFC, con la visita de Washington programada para el domingo por la noche. Washington podría estar eliminado de la pelea por la división con una derrota el martes ante los Eagles, en un juego que fue pospuesto debido al COVID-19.

La defensiva de Dallas fue nuevamente la encargada de liderar el camino en la victoria 21-6 sobre los Giants de Nueva York, en la que los Cowboys se convirtieron en el primer equipo desde Detroit en 2007 en forzar al menos cuatro entregas de balón en tres juegos consecutivos de una misma temporada.

Dak Prescott y la ofensiva atravesaron nuevamente problemas tratando de descifrar qué es lo que no termina de funcionar desde que se lesionó la pantorrilla en una victoria en tiempo extra contra Nueva Inglaterra en la semana 6.

Dallas anotó en cinco posesiones en contra de los Giants. Las tres series ofensivas que terminaron en goles de campo (68, 58 y 37 yardas) fueron más largas que las dos que acabaron en touchdown (13 y 29).

En los primeros siete partidos, los Cowboys nunca tuvieron menos de 380 yardas a la ofensiva. En los siete más recientes, no han alcanzado esa cifra en cinco ocasiones.

Si Dallas quiere superar la ronda divisional por primera vez desde el último título de Super Bowl en la temporada de 1995, la ofensiva debe recuperar la forma con la que arrancó la temporada.

“Quiero decir, tuvimos cierto éxito”, dijo Prescott. “Obviamente queremos mejorar y queremos conseguir más touchdowns y pienso que si logramos touchdowns, nos sentiremos mucho mejor con nuestra actuación en general”.

QUÉ FUNCIONA

Dallas está empatado con Indianápolis por el liderato de la NFL con 31 robos de balón. Si los Cowboys consiguen tres más, tendrán su mayor cantidad desde que terminaron con 43 en 1987, dos años antes de que Jerry Jones adquiriera la franquicia.

QUÉ DEBE MEJORAR

Otra parte de los problemas recientes de la ofensiva es la dificultad para conseguir jugadas grandes. En los primeros seis juegos con Prescott, los Cowboys promediaron nueve jugadas por partido con carreras de, al menos, 10 yardas o pases de 20 yardas o más. Su promedio es cinco en los siete juegos desde entonces.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.